access_time 19:45
|
20 de junio de 2021
|
|
En Godoy Cruz

La familia golpeada por dos crímenes en el Campo Papa y a la que no paran de amenazar

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1624228388221Portada%20Montecino%20y%20Torres.jpg
Jonathan Montecino y Ariel Torres, tío y sobrino ultimados en el oeste.

Jonathan Montecino fue asesinado en febrero y, tras la detención del sospechoso, sus parientes fueron blanco de ataques e intimidaciones. Su sobrino también fue ultimado.

En poco más de dos meses, una familia se vio afectada por las pérdidas de dos seres queridos producto de la violencia que reina en el barrio Campo Papa, de Godoy Cruz. Lucas Ariel Torres (18) fue ultimado de un balazo en calles Illia y Chapadmalal del popular complejo del oeste, mientras que su tío, Jonathan Iván Montecino Chávez (32), fue asesinado de dos tiros el 28 de febrero.

Por ese último hecho, los parientes de las víctimas no han dejado de ser blanco de constantes ataques armados contra su casa y hasta amenazas a través de Facebook. Las víctimas apuntan contra allegados al único detenido en la causa: Brian Carlos Serrano (21), alias el Colo.

Debido al temor que les provocaron los mensajes que recibieron, decidieron radicar la denuncia en la Oficina Fiscal Nº17 de la Comisaría 40ª, aunque no obtuvieron la respuesta esperada por parte de las autoridades judiciales y policiales, indicaron en charla con El Sol.

La familia denunciante sostiene que durante los últimos días su casa ha sido atacada a disparos casi a diario. Incluso, hasta las viviendas de vecinos presentan orificios de bala en el exterior, por lo que temen que alguno de los plomos termine por herir o quitarle la vida a alguien.

En la presentación que realizaron ante la Justicia señalaron como autores a integrantes o allegados a la familia Serrano. Aseguran que tienen intenciones de apropiarse de su casa y forzarlos a que cambien la versión que vertieron en el expediente por el crimen de Montecino, que lidera el fiscal de Homicidios Carlos Torres y que compromete al Colo.

En tanto, la mujer de Montecino, que está embarazada, recibió en su cuenta de la citada red social mensajes que los atemorizaron.

En los mismos hablan, directamente, de las acusaciones en contra de los Serrano, los tiroteos a la casa de la familia de la víctima y hasta le dieron a entender que la atacaran después del nacimiento de su hijo. “Gorda. chupapij más vale qk te dejes de meter con mi familia pq te vamos a aser mansa maldad en tu casa tanto qk tiras la bronca pq mataron a tu novio (sic)”, comienza el mensaje.

Y continúa asegurando: “A si como tirotiamos esa casa también vamos aser aser lo mismo con la tua y van a cagar fuego (sic)”. Para terminar, los autores le advirtieron: “Espérate qk tengas a ese bebé la gilada con vos fila. Cuida a tu family (sic)”, sentenciaron.

Más allá de los hechos, la denuncia y los constantes llamados al 911, sólo se han desplazado móviles en alguna oportunidad, pero, en cuanto los policías dejan el lugar, las agresiones vuelve a suceder. Por ese motivo, la familia de Montecino exige que las autoridades le ofrezcan algún tipo de protección o solución que le permita vivir con tranquilidad.

Versiones contradictorias

La madrugada del sábado 28 de febrero, alrededor de las 4, Jonathan Montecino fue ultimado de dos balazos de calibre 9 milímetros en la intersección de calles Chapadmalal e Illia.

Según la investigación, el hombre había ido a comer un asado con sus compañeros de trabajo –era albañil– y se quedó tomando algunas bebidas con conocidos a pocos metros de su casa.

Para los detectives, el móvil no está claro, pero apuntan a un ajuste por algún conflicto de vieja data. No obstante, la familia de la víctima afirma que se trató de un robo, ya que Jonathan tenía un celular y 4.000 pesos, los cuales no fueron hallados en la escena.

Pese a que se constituyeron como querellantes en la causa y aportaron testigos para sostener esa hipótesis, aún no hay mayores avances en la pesquisa.

Un sobrino y dos hermanos

El antecedentes próximo de la vida de un familiar de Montecino que terminó trágicamente es el de su sobrino, sin embargo, años atrás, dos de sus hermanos también corrieron la misma suerte.

En abril del 2019, Adolfo Montecino (18) fue asesinado de un puntazo en el pecho en el barrio La Paz. Mientras que a Sebastián (20) lo acribillaron de nueve balazos en el Papa.

Por ese hecho estuvieron acusados un sobrino y un soldadito de la jefa narco Yaqui Vargas, conocidos como Juanpi y Cholín, quienes habrían estado enemistados con el joven.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.