access_time 07:13
|
16 de mayo de 2022
|
|
La instrucción del crimen de Jean Carlos Sosa

La aplicación que sirvió para atrapar al cuarto acusado del crimen del venezolano

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1652650596897Portada%20Ri%CC%81os%20Castillo.jpg
Cristian el "Negro" Ríos Castillo, imputado y en la cárcel.

Los investigadores descubrieron que la novia de Cristian Ríos Castillo, atrapado en Chubut, le enviaba dinero por Mercado Pago para que se mantuviera en la clandestinidad.

Cristian Eduardo Ríos Castillo, el Negro, es un delincuente agresivo con base en Las Heras. Pasó varios años en la cárcel por hechos de inseguridad.

Está acusado de integrar la banda de cuatro miembros que mató al joven padre venezolano Jean Carlos Sosa durante una entradera a principios de marzo sobre calle Chenaut, de Ciudad.

Luego de más de dos meses de seguimientos “virtuales” y trabajos de campo en diversas zonas de la provincia, efectivos de la División Homicidios de Investigaciones lo atraparon en la ciudad de Puerto Madryn, Chubut, hace una semana.

Una comisión de policías lo trajo el viernes y el fiscal de Homicidios Carlos Torres, que lidera la instrucción del expediente, ordenó su traslado a la cárcel luego de un breve paso por la Comisaría Cuarta.

Ver también: Quién es el nuevo sospechoso del crimen del venezolano

El Negro Ríos era el último de los sospechosos, que permanecía en la clandestinidad. Ya habían sido atrapados e imputados por homicidio criminis causa su sobrino, Maximiliano José Castillo González, Walter Daniel Gordo Díaz y Brando Huevo González.

Los primeros dos detenidos fueron quienes brindaron algunos datos de importancia a los detectives para armar el rompecabezas de cómo se produjo el asalto que terminó con la vida del venezolano. Y, por eso, el Negro quedó en la mira.

Básicamente, Maxi y el Gordo dijeron que ellos prestaron apoyo en otro vehículo y que el Huevo –sería el autor del disparo fatal– y el Negro sustrajeron el Ford Focus de la víctima para darse a la fuga.

Ver también: La increíble historia de cómo cayó el primer acusado de matar al joven venezolano

La captura del Negro Castillo no fue una tarea sencilla. Hubo seguimientos de redes sociales, de medios tecnológicos, se recibieron declaraciones y se desarrollaron trabajos de campo, por lo que supieron que la novia lo estaba “bancando” económicamente para que se ocultara en un aguantadero de la citada localidad del sur del país.

En primera instancia, creyeron que el Negro se escondía en San Rafael. Los pesquisas utilizaron Google Maps y Street View para ubicar el sector donde pensaban que se movía en Mendoza.

Pero, gracias a la aplicación Mercado Pago, identificaron la ciudad donde se encontraba: la novia del sospechoso le enviaba dinero a un tercero para que luego fuera entregado al presunto partícipe del atraco fatal, y hasta Chubut llegó el personal de Homicidios.

Lo capturaron y lo dejaron a disposición del fiscal Torres. Los sabuesos ya lo conocían desde hacía años.

En setiembre del 2019 fue capturado por un asalto parecido al que sufrió Sosa, pero en Guaymallén.

El 4 de ese mes por la noche, junto con un cómplice, robó un auto a una pareja que acababa de estacionar para ir a una ferretería de calles Avellaneda y Dante Alighieri, en El Bermejo.

El hombre ingresó al comercio y su mujer, de 60 años, quedó en el Gol Trend esperando su regreso. En ese momento la abordaron los malvivientes y la víctima ofreció resistencia. Uno de los ladrones no tuvo piedad y disparó a matar: el proyectil rozó la cabeza de la mujer.

Salvó su vida por poco y los asaltantes huyeron en el vehículo. Diez días después, el dúo delictivo fue capturado en Lavalle.

En setiembre del 2020, Ríos Castillo reconoció el hecho en un juicio abreviado y lo condenaron. A fines del 2021, la Justicia le concedió la libertad asistida y tres meses después volvió a ser acusado de participar en la entradera fatal contra el venezolano.

Lo que viene

Así las cosas, está previsto que en las próximas semanas se desarrolle la audiencia de prisión preventiva contra todos los detenidos.

No se descartan, luego, juicios abreviados iniciales –donde los imputados reconocen el hecho que les imputan y las defensas pactan las penas con el Ministerio Público– porque la situación procesal del cuarteto es complicada por las pruebas que se han incorporado.

Desenlace fatal

Jean Carlos Sosa tenía 26 años. Vivía en la Cuarta Sección, de Ciudad, con su pareja y su pequeño hijo. Era comerciante.

El martes 2 por la noche, cuando arribaba en su Ford Focus blanco con su familia, fue abordado por dos asaltantes armados. Dos más actuaban de apoyo en otro auto, un Peugeot 308.

Ver también: Crimen del venezolano: descubrieron que los dos asaltantes no actuaron solos

Esperaba guardar el vehículo en el garaje cuando lo atacaron. Ofreció resistencia. La reconstrucción sostiene que el Negro tomó el control del volante del Focus y el Huevo González subió en el sector del acompañante.

Sosa quiso evitar que le robaran y se colgó del vehículo. En ese momento, le dispararon y el proyectil ingresó por su pecho.

Los ladrones escaparon. Y el vehículo fue hallado horas después en un descampado de Guaymallén totalmente quemado.

La víctima quedó alojada en el Hospital Central, donde finalmente falleció horas después.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.