access_time 11:33
|
4 de agosto de 2022
|
|
Demanda

La AFA deberá pagar casi $3 millones a la familia de un hincha asesinado en un partido de la Lepra

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/165962275587016455742824611%20IMG_5895.jpg
Imagen ilustrativa

Casi 15 años después del crimen de Damián Muñoz, la Justicia civil confirmó el fallo contra el ente máximo del fútbol argentino. Por el hecho de sangre fue condenado en 2008 un primo de la víctima.

A mediados de 2007, Independiente Rivadavia consiguió el ascenso a la Primera B Nacional, luego de ganar la final del Argentino A ante Guillermo Brown. El conjunto del Parque regresaba a la segunda categoría del fútbol argentino después de cinco años y la alegría del pueblo leproso era total.

Sin embargo, al poco tiempo de su debut en busca del ascenso a Primera División, un asesinato durante un partido en el estadio Bautista Gargantini manchó con sangre las páginas de su vuelta a la B.

Fue el 10 de noviembre de 2007 cuando los Azules se enfrentaron a Belgrano de Córdoba y se impusieron por una goleada por 7 a 0. Pese a la histórica victoria, en la tribuna popular fue atacado de una puñalada Damián Bautista Muñoz, quien murió ese mismo día luego de ser trasladado al Hospital Lagomaggiore.

El caso terminó con José Luis Muñoz Leiva, un primo de la víctima, detenido y condenado al año siguiente. Más allá de esa sentencia de la Justicia penal, el crimen se siguió tratando en el fuero civil, ya que la familia demandó al autor, al Gobierno de Mendoza y a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Este miércoles, casi 15 años después del hecho de sangre, la Quinta Cámara de Apelaciones en lo Civil confirmó el fallo contra la AFA, que deberá pagarle casi 3 millones de pesos a la esposa y los seis hijos de Muñoz. 

Anteriormente, el Tribunal de Gestión Asociada Nº 4 había resuelto que el ente máximo del fútbol nacional debía hacerse cargo de los gastos de velorio y funerarios, los daños psíquicos y morales que padecieron los familiares de la víctima del homicidio.

Ese fallo había descartado la responsabilidad del Gobierno provincial, al considerar que el operativo de la Policía de Mendoza fue exitoso y que el ataque contra Muñoz no obedeció a un conflicto entre barrabravas, sino que tuvo su origen en cuestiones personales y discusiones previas entre ambos.

Por su parte, los propios parientes de la víctima había desistido de avanzar en una demanda contra el Club Sportivo Independiente Rivadavia, por lo que quedó fuera de las cuestiones a tratar.

Mientras que también se desestimó la responsabilidad civil con respecto a Muñoz Leiva, ya que se comprobó que fue autor del crimen y fue debidamente condenado por la una Cámara del Crimen.

De esa forma, el magistrado interviniente determinó que la AFA debía responder en conjunto con su aseguradora (El Surco Compañía de Seguros S.A.), por ser organizador del evento al que asistió Muñoz y obtener ganancia directa del mismo, sostiene la resolución.

El fallo fue apelado por los abogados que representan a la entidad actualmente presidida por Claudio Chiqui Tapia, argumentando que la decisión del Tribunal de Gestión Asociada Nº 4 era contradictoria y haciendo hincapié en la responsabilidad de la víctima, que asistió alcoholizada al partido y discutió con su primo por problemas de vieja data que eran ajenos al espectáculo deportivo.

Pese a eso, las juezas Patricia Canela (preopinante), Carla Zanichelli y Beatriz Moreau rechazaron el recurso de apelación y ratificaron la sentencia contra la AFA, que deberá abonar la suma de 2.944.800 a la familia de Muñoz.

El caso

Fue alrededor de las 17.15 del 10 de noviembre de 2007 cuando Muñoz se encontraba en la tribuna sur del Bautista Gargantini, disfrutando de la goleada de su equipo ante el Pirata cordobés.

De acuerdo a la investigación, Muñoz protagonizó una discusión con su primo, conocido como el Berruga, quien le propinó un certero puntazo que lo hirió en el hipocondrio, debajo de las costillas falsas. 

Unos hinchas los retiraron de la tribuna y personal médico lo asistió en las cercanías del estadio, para luego trasladarlo al citado nosocomio del oeste de Ciudad.

Allí, la víctima permaneció internada unas tres horas, pero, pese a los esfuerzos médicos, falleció a raíz de una hemorragia interna que le produjo la lesión.

Los testigos del hecho sindicaron a Muñoz Leiva como el autor del ataque y fue detenido al poco tiempo. Al año siguiente, el Berruga fue condenado a 16 años de prisión.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.