access_time 10:58
|
31 de agosto de 2021
|
|
En Godoy Cruz

Investigan si una menor que no para de huir de su casa es abusada por su tío

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1630417999215FotoJet(47).jpg
La detención del tío y el hallazgo de la chica.

La adolescente, de 15 años, fue buscada este lunes por segunda vez en poco tiempo. Nuevamente, la hallaron junto al familiar, de 31 años. Le aseguraron a los policías que "son pareja".

El caso de una adolescente de 15 años, cuyo paradero fue denunciado por segunda vez en poco tiempo, podría terminar en un caso de abuso sexual. En junio, la menor había desaparecido de su casa del oeste de Godoy Cruz y fue hallada en el domicilio de un tío, mayor de edad. La situación se repitió el lunes y eso despertó dudas sobre los investigadores.

En esta oportunidad, el panorama el hombre es más complicado, ya que había declarado como testigo en la causa y aseguró desconocer dónde se encontraba su sobrina. Por ese motivo, en principio, será imputado por falso testimonio, revelaron fuentes allegadas a la causa.

Además, durante el procedimiento la adolescente y el sospechoso -se reservan las identidades para no comprometer a la menor- les habrían asegurado al personal policial que "son pareja". Debido a eso, sumado a otros elementos que surgieron en plena pesquisa, comenzaron a manejar la hipótesis de que podría ser víctima de vejaciones por parte de su pariente.

Esto porque, de acuerdo con el Código Penal, al tratarse de una menor de 16 años, no se encuentra en condiciones de otorgar consentimiento para mantener relaciones sexuales a un mayor de 18 años. Es decir, se entiende que el hombre se está aprovechando de su inmadurez. 

Ahora resta esperar si el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, que está cargo del expediente por el paradero, considera que existen elementos suficientes que apunten en esa dirección y decide sacar una compulsa para investigar el presunto caso de abuso.

Primera desaparición y rápido hallazgo

El lunes 5 de julio la abuela de la menor, que está a cargo de su cuidado, se presentó en la Comisaría 40ª del barrio La Estanzuela y denunció ante las autoridades de la Oficina Fiscal Nº 17 que su nieta había desaparecido tras abandonar su domicilio del barrio Sol y Sierra alrededor de las 22 del día anterior.

A partir de eso, personal de la División Búsqueda de Personas, de Investigaciones, inició las labores de búsqueda y se logró ubicarla en la casa de su tío paterno, de 31 años, localizado en un puesto, cerca del dique Maure.

Durante ese procedimiento, fue encontrada escondida en el interior de un cajón y les aseguró a los detectives que se había dirigido hasta ese lugar por su propia voluntad.

Debido a que no se evidenció ningún tipo de delito, volvió a quedar bajo la tutela de su abuela, explicaron fuentes consultadas.

Nueva búsqueda y sospechas de abuso

Tras un mes de registrado el primer caso, la abuela volvió a radicar una denuncia del paradero de su nieta, el viernes 6 de este mes en la citada dependencia del oeste godoicruceño.

La mujer relató que la había visto por última vez el miércoles 4 a las 14.30 y que no consiguió contactarla, debido a que no cuenta con celular ni redes sociales.

Las averiguaciones para encontrarla se iniciaron nuevamente y los pesquisas de Búsqueda de Personas llegaron al dato de que podría encontrarse otra vez junto a su tío.

Por eso, el sujeto fue ubicado el jueves 12 en su domicilio laboral, ubicado en el barrio Las Cortaderas de Rodeo de la Cruz. El personal policial lo trasladó en calidad de testigo a la Unidad Fiscal de Homicidios y declaró que desconocía el paradero de su sobrina.

Pero a los detectives no les convenció la versión aportada en acto procesal, motivo por el que continuaron realizando tareas de campo y vigilancia sobre el sujeto.

Así fue que el lunes, se dispuso efectuar un seguimiento sobre el sospechoso. Los sabuesos lo ubicaron abordando un colectivo, con el que se dirigió hasta el barrio Jardín Agrelo, en Luján.

Una vez allí, se realizó un operativo cerrojo, para evitar que la menor intentara escapar del lugar, ya que en la ocasión anterior se había ocultado escabullido por el patio de la vivienda.

Tras asegurar las posibles rutas de fuga, los efectivos irrumpieron en el domicilio con autorización de los moradores y dieron con la adolescente y su tío escondidos debajo de unos cartones y un colchón.

Ante eso, el hombre fue aprehendido y trasladado a la Comisaría 40ª, donde quedó a disposición de la Justicia. Mientras que la chica quedó bajo la guarda de los Equipos Técnicos Interdisciplinarios (ETI), ex OAL.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.