access_time 12:13
|
15 de mayo de 2022
|
|
Polémica judicial

Mintió para no ir a trabajar: terminó aprehendido e imputado y le revisaron el celular

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1650821160160Comisar%C3%ADa%2035.jpg
El expediente se inició en la Oficina Fiscal Nº 19.

Un joven venezolano le dijo a su patrón que había sido detenido por la Policía, pero todo era una farsa. Preocupado, el jefe radicó una denuncia de paradero y el empleado fue acusado por falsa denuncia.

Una insólita situación se vivió este viernes en Guaymallén cuando el "faltazo" de un joven a su trabajo provocó una importante movilización policial, allanamientos y polémica judicial.

El empleado, de 22 años, le mintió a su patrón y simuló haber sido detenido por policías, para justificar su inasistencia. Preocupado, el empleador radicó una denuncia de averiguación de paradero.

Cuando detectives lo ubicaron, el chico confesó que todo se trató de una farsa para no ir a trabajar y pasar el día junto a su novia. Ante eso, el fiscal Correccional Tomás Guevara lo imputó por falsa denuncia y quedó alojado algunas horas en una comisaría.

Pero eso no fue todo: al trabajador también le secuestraron el celular y el representante del Ministerio Público solicitó el análisis del aparato para la búsqueda de pruebas.

El caso provocó diferentes cuestionamientos en el ámbito judicial, ya que son numerosos los casos de búsquedas de personas que motivan una investigación y la utilización de los recursos policiales en vano, pero que jamás han terminado con la imputación del ciudadano que se encontraba "desaparecido".

Lo cierto es que el joven recuperó la libertad, pero continuará siendo investigado en la causa, indicaron fuentes judiciales.

En detalle

La información a la que accedió El Sol sostiene que todo comenzó viernes alrededor de las 7 cuando el joven trabajador, de origen venezolano, se comunicó con su jefe y le dijo que no iba a poder a trabajar porque lo había detenido la Policía: "Me están llevando a la comisaría, no sé cuanto tiempo me van a tener", le aseguró.

Acto seguido, el chico le envió un video a través de WhatsApp, en el que se observaba el interior de un móvil policial. Esa situación preocupó al empleador, quien se dirigió hasta la Oficina Fiscal Nº 19 de la Comisaría 35ª y radicó la denuncia de paradero.

En medio rastrillajes y allanamientos para encontrarlo, el trabajador volvió a comunicarse con su patrón. Le explicó que había quedado en libertad y estaba llegado a su casa junto a su madre, quien lo había ido a buscar a la seccional, relataron fuentes allegadas al expediente.

Tomando conocimiento de esa situación, los efectivos avocados a la búsqueda se dirigieron hasta el domicilio del muchacho, en Puente de Hierro. Allí, les terminó por confesar a los sabuesos que todo se trató de un engaño para faltar al trabajo, que había estado en la casa de su novia todo el tiempo y que el video enviado era de vieja data.

Tras eso, los policías solicitaron directivas al ayudante fiscal de turno, quien dispuso la aprehensión del joven, en averiguación del delito de falsa denuncia.

Luego, tomó intervención el fiscal Guevara, quien no sólo lo imputó por falsa denuncia, sino que también solicitó el secuestro y apertura del celular del trabajador, medida fue avalada por la conjueza Natacha Cabeza, del Juzgado Penal Colegiado Nº 1, señalaron fuentes consultadas.

Al cabo de algunas horas, el chico recuperó la libertad, pero seguirá sujeto al proceso judicial que se inició en su contra.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.