access_time 07:01
|
26 de octubre de 2021
|
|
Unidad de Acción Preventiva

Horror en Las Heras: denunció que la raptaron dos semanas, la golpearon y abusaron

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1635209651258Portada%20Ismael%20Videla.jpg
Ismael Videla, el detenido, tiene pasado carcelario.

La mujer, de 32 años, había desaparecido y era buscada por su familia. Pidió auxilio y policías atraparon al presunto autor cuando intentó escapar en colectivo.

Desde hacía dos semanas que una mujer había desaparecido de su casa de Las Heras y era buscada por su familia. Con el paso de los días, la incertidumbre sobre su paradero crecía, hasta que a su hermana llegó al dato este lunes de que un sujeto la tenía retenida en un domicilio de calle Álvarez Condarco.

Policías que se dirigieron hasta allí escucharon a la joven pidiendo auxilio e irrumpieron en la propiedad. El sospechoso salió corriendo e intentó darse a la fuga en colectivo, pero un efectivo logró atraparlo durante esa misma jornada.

La víctima fue asistida en el lugar y aseguró que llevaba días secuestrada en ese lugar y había sido abusada sexualmente en varias oportunidades. Agregó que había intentado escapar, pero que era constantemente golpeada por el presunto captor, por lo que tenía quemaduras y moretones en los brazos.

El detenido, identificado como Ismael Sebastián Videla (39), tiene pasado carcelario y era temido por los vecinos del lugar, motivo por el que no lo habían denunciado anteriormente. Quedó a disposición de la Justicia y en las próximas horas se definirá su situación procesal.  

En detalle

La información a la que accedió El Sol sostiene que alrededor de las 11.30 de este lunes se comunicó con el Centro de Operaciones Estratégico (CEO) una mujer, quien informó que su hermana llevaba dos semanas desaparecida y que en las últimas horas vecinos le habían comentado que un sujeto la tenía secuestrada en una casa, junto a un merendero de calle Álvarez Condarco al 500.

Hasta esa zona se desplazaron uniformados del Cuerpo Motorizado de Prevención, perteneciente a la Unidad de Acción Preventiva (UAP), quienes entrevistaron a lugareños para ubicar a la mujer buscada, pero estos se mostraron reticentes a aportar información.

Pese a eso, una mujer se acercó a ellos con discreción y les comentó que conocía a la víctima. Agregó que la había visto en la una vivienda de portón celeste, en la cual vive un sujeto morocho y alto, que había mostrado una actitud sospechosa en el último tiempo.

Con esos datos, los efectivos ubicaron el lugar, hacia el interior de un portón y en el que había cuatro casas en el fondo. 

Al adentrarse en la propiedad, observaron que la mujer que buscaban salió de uno de esos inmuebles y les dijo, con las lágrimas en sus ojos, "por favor me quiero ir, ayúdenme", relataron fuentes allegadas al caso.

Ante eso, los funcionarios resguardaron a la mujer e irrumpieron en la casa, donde observaron al sujeto anteriormente descrito por la vecina. Al notar la presencia policial, salió corriendo hacia un descampado y se perdió de vista. 

La situación fue alertada a través de la frecuencia radial y un oficial principal de la UAP que estaba llegando al lugar observó al individuo subiendo a un colectivo que pasaba por calle Álvarez Condarco.

Antes de que lograra subirse al ómnibus, el uniformado lo redujo y lo aprehendió. Además, dio con la billetera que se le cayó al sospechoso, la cual tenía su DNI, por lo que se constató fácilmente que se trataba de Videla, nacido un 4 de setiembre de 1982 y con domicilio en calle Peltier al 351 de Ciudad, informaron fuentes judiciales.

Por orden del ayudante fiscal de turno, Videla fue trasladado a la Subcomisaría Iriarte, donde quedó tras las rejas.

En tanto, la mujer rescatada fue llevada a una sede judicial, donde le manifestó al personal que había dos semanas que el hombre la tenía encerrada en contra de su voluntad y que la golpeó en varias oportunidades, en las que ella intentó escapar.

La denunciante agregó que la obligó a tener sexo de manera reiterada durante esos días y le exhibió a los efectivos las quemaduras y cicatrices que le había dejado en los brazos.

Al ser consultada sobre su relación con Videla, explicó que lo conocía porque había sido novio de una joven de la zona, pero que jamás le había hablado.

Posteriormente, la mujer plasmó sus dichos en el expediente que se inició y se ordenó realizarle los peritajes correspondientes. 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.