access_time 16:37
|
22 de agosto de 2021
|
|
Investigación en Homicidios

Estuvo acusado de matar al médico Sebastián Prado y otra vez tiene pedido de captura

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1629660950536Pipi%20Merlo.jpg
Prófugo: Ismael "Pipi" Merlo está nuevamente en la orden del día.

Andrés "Pipi" Merlo zafó del conmocionante asesinato ocurrido en el 2013 pero ahora lo buscan por balear a un hombre. Luego denunció que le robaron cuando fue a comprar drogas.

Ismael Andrés "Pipi" Merlo nació en San Juan el 2 de diciembre de 1986. Desde mediados del 2005 policías lo vienen capturando por hechos resonantes cometidos en el Gran Mendoza. La cárcel se transformó en uno de sus domicilios por la cantidad de entradas y salidas que presenta en el sistema penitenciario. Delitos contra la propiedad e intentos de homicidios forman parte su extenso prontuario, entre otros citados por investigadores consultados.

El caso más resonante que lo mantuvo dos veces tras las rejas fue el asesinato durante un asalto del médico Sebastián Prado, perpetrado la noche del 6 de setiembre del 2013 en la Sexta Sección.

Ver también: Caso Prado: un jurado popular declaró culpable a Morales

Fue a juicio oral y un jurado popular entendió que no se pudo confirmar su participación en el ataque que conmocionó a la provincia. Volvió a la calle en el 2019 pero su "amigo" Jonathan Morales fue hallado culpable y sentenciado a la pena máxima, prisión perpetua.

El sábado fue un día movido para Merlo. Y esto lo volvió a poner en el radar de los detectives policiales y judiciales, que lo tienen nuevamente en la orden del día.

Lo acusaron de balear durante la siesta a un hombre de 74 años en el complejo La Favorita (donde se movió toda su vida) -testigos reconocieron que fue el "Pipi"- y por la noche denunció que fue asaltado mientras iba a comprar drogas en el barrio Los Cerrillos de Godoy Cruz.

Los investigadores de la Fiscalía de Homicidios y de Robos y Hurtos (por ambos hechos) plantearon dudas sobre la versión que lanzó el sospechoso luego de la denuncia sobre un presunto hecho del sábado a las 23.15 en Godoy Cruz, seis horas después de que un hombre fuera baleado en el barrio Escorihuela de La Favorita.

La información a la que accedió El Sol sostiene que el "Pipi" Merlo aseguró que fue comprar drogas después de las 23 al barrio Los Cerrillos cuando fue sorprendido por dos malvivientes armados. Detalló que lo amenazaron y que robaron todo el dinero que tenía: 7.000 mil pesos. Agregó que le efectuaron un disparo y que el proyectil rozó la parte posterior de su cabeza, a la altura de la nuca.

Se presentó en la escena una ambulancia del SEC y se decidió trasladarlo al Hospital Lagomaggiore. En el servidor público confirmaron que el "Pipi" no había sufrido un balazo sino algún tipo de golpe u otro tipo de lesión. Le dieron el alta y se marchó caminando. A los investigadores no les cerró la versión del sospechoso.

Y de inmediato analizaron y enlazaron su versión con el hecho cometido a las 17.30 de esa jornada en el barrio Escorihuela. Justamente, un llamado al 911 advirtió a la policía sobre un hombre herido de arma de fuego. La víctima fue identificada como Juan Carlos Monassa, de 74 años.

Hubo una riña entre grupos de vecinos y este hombre, describieron los testigos, salió con un arma de fuego. Los mismos declarantes dijeron a la policía que un sujeto al que conocen como "Pipi" -sería Merlo- enfrentó al septuagenario y le quitó el arma que tenía en su mano.

Ver también: Tyson, el condenado por asesinato que ayuda a encaminar el caso Prado

Mientras se producía un forcejeo, se escuchó una detonación: el proyectil impactó en el abdomen de Monassa y el autor se dio a la fuga corriendo. En la escena, Policía Científica halló una vaina servida, por lo que se trató de una pistola.

El hombre mayor fue llevado hasta el Centro de Salud Nº 300 y un médico diagnosticó herida de arma de fuego en abdomen con orificio de entrada y salida. Debido a esto, lo trasladaron de urgencia hasta el Lagomaggiore. Pasó a quirófano y quedó internado en grave estado, contaron las fuentes a este diario. Este domingo permanecía con respirador en Terapia Intensiva.

Así las cosas, mientras la fiscal de Homicidios Claudia Ríos intenta cerrar la causa contra el "Pipi" luego que los testigos lo marcaran por el balazo que sufrió Monassa, los policías de Investigaciones trabajaban sobre la denuncia que este sujeto realizó horas más tarde en el oeste de Godoy Cruz.

Para los pesquisas podría tratarse de una versión dudosa de Merlo para desligarse del ataque durante un pelea con Monassa.

Contaron que sería difícil de confirmar si sufrió mientras iba a comprar drogas y que podría tratarse de un engaño para justificar las lesiones que presentaba después del hecho ocurrido durante la siesta en La Favorita.

Lo que sí, este domingo quedó en la orden del día porque el objetivo es detenerlo e imputarlo -prima facie- por tentantiva de homicidio.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.