access_time 08:06
|
31 de julio de 2022
|
|
Informe

En detalle: así fue el asesinato de la artista plástica en la Quinta Sección

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1659047283611FotoJet%20(27).jpg
Los trabajos de la Policía Científica en la casa de la víctima.

La investigación por el crimen de María Pía Persia sigue avanzando después de la captura del único sospechoso, Benjamín Pinavaria. La necropsia y los trabajos en la escena permitieron establecer cómo fueron los últimos instantes con vida de la mujer.

María Pía Persia se defendió antes de ser asesinada en su casa de la Quinta Sección, a la cual se había mudado poco meses atrás después de dejar su Buenos Aires natal. 

Al menos así surge de la necropsia que le practicó a su cadáver el Cuerpo Médico Forense (CMF), que detalló las múltiples heridas que presentaba en sus extremidades, el rostro y su cabeza. 

La artista plástica luchó por su vida. Le ofreció resistencia al matador y por eso sufrió diferentes heridas antes de ser estrangulada hasta morir con una campera de animal print.

Ver también: Crimen de Pía Persia: un asalto previo y el misterio de los dólares

La mujer fue interceptada por el autor en la planta alta de la vivienda de calle Joaquín V. González 283, que estaba refaccionando desde comienzos de este año. Ese sector tenía planeado transformarlo en un departamento en el que ella iba a vivir, mientras que la planta baja estaba destinada al alquiler para turistas. 

Por el hecho de sangre se encuentra detenido Francisco Benjamín Pinavaria Corvalán, un ayudante de albañilería que estaba trabajando en la obra. El joven, de 22 años, fue imputado por homicidio agravado por mediar violencia de género (femicidio) en concurso ideal con homicidio criminis causa, en concurso real con robo y arriesga como única pena la perpetua.

Al parecer, el enfrentamiento con el homicida se produjo cerca de la salida de su habitación, en un pasillo que lleva a los dormitorios, donde se hallaron un par de sandalias y unos cosméticos tirados en el piso.

Incluso, se cree que la pudieron sorprender cuando salía de su cuarto, ya que, cuando hallaron su cuerpo, la puerta estaba sin llave -por lo general la enllavaba- y el aire acondicionado estaba prendido. 

Continuando con la reconstrucción, después de esa lucha inicial, en la que Persia habría intentado defenderse, fue llevada por la fuerza hasta una pieza que era utilizada como depósito de las cajas de su mudanza y de algunos materiales que utilizaban los obreros. 

En ese lugar fue reducida, quedando su cuerpo tendido boca abajo. Fue allí que la ahorcaron mientras continuaba en posición decúbito ventral, con el abrigo que pertenecía a la mujer y que utilizó como lazo.

Ver también: Muerte de la artista plástica en Ciudad: la imagen clave que tomó una cámara de seguridad

Según las estimaciones de los peritos, el crimen se produjo entre las 8 y las 9 de la mañana del viernes 15, por lo que el cadáver permaneció en el interior del inmueble por poco más de 24 horas, cuando el durlista y carpintero de la obra lo halló pasadas las 10 del día siguiente.

Si bien apenas se ingresó la novedad al Centro Estratégico de Operaciones (CEO) se activó el protocolo de femicidio, que dicta que un perito del CMF debe trasladarse a la escena para hacer un análisis preliminar del cuerpo, no se pudo determinar con exactitud la causa de muerte. 

Eso sí, ese día, un primer informe firmado por el ayudante fiscal Iván Bazán y una auxiliar de la Policía Científica sostuvo que se trataba de un homicidio. Pero, más allá de eso, la causa quedó caratulada como averiguación muerte durante las primeras 48 horas de la instrucción.

Fue recién el lunes a las 15.43 que el perito médico Fabrizio Villarruel Tapia envió el resultado de la autopsia al correo electrónico del fiscal Carlos Torres, quien quedó a cargo del expediente. 

El informe detallaba que se constataron múltiples lesiones visibles en la superficie corporal, que se encontraban principalmente en el rostro, cuello, antebrazo izquierdo, miembro inferior izquierdo y miembro inferior derecho. 

Además, indicaba que presentaba una lesión relevante en el cuello, que presentaba un surco discontinuo, es decir, interrumpido en el segmento de la cara posterior del cuello. La disposición de esa herida era mayormente horizontal, por lo que coincidía con un estrangulamiento

Ver también: Crimen de la artista plástica: la historia del acusado, su declaración y cómo se "entregó"

En tanto, mediante el examen interno se detectaron múltiples hematomas en el cuero cabelludo, que se encontraban en la región frontal, temporal derecha, interparietal anterior y occipital media. 

En el cuello el médico legista constató que hubo múltiples infiltraciones hemáticas en los músculos cervicales y una luxación de las astas mayores del hueso hioides. Mientras que en los pulmones también presentaba filtración hemática y aspecto hemorrágico, con fluidos de sangre y espuma. 

Por último, no se descubrieron lesiones en la zona pélvica y genital, por lo que se descartó un abuso sexual, detalla el informe. 

El hecho

Persia fue hallada fallecida la mañana del sábado 16 cuando uno de los obreros, se presentó a trabajar en su casa de la Quinta Sección.

Debido a que llevaba un día sin poder comunicarse con la mujer, optó por ingresar con una llave con la que contaba y comenzó a buscarla por las habitaciones. Fue así que la halló tendida boca abajo en el interior de un depósito, sin signos vitales.

Ver también: Crimen de la artista plástica: un ADN positivo complicó al obrero y lo imputan por femicidio

El hombre dio aviso a la línea de emergencias 911 y una comisión de detectives policiales y judiciales se hizo presente en la escena.

De las labores poscrimen se logró obtener imágenes de las cámaras de vigilancia de un vecino, en las que se observaba a dos sujetos que ingresaban en diferentes horarios durante la mañana del viernes 15: se trataba del Pinavaria y el durlista.

Así, la lupa de los pesquisas se posó en los dos trabajadores, pero Pinavaria quedó complicado después de que hallaron su ADN impregnado en la prenda que habrían utilizado para estrangular a la artista plástica.

El trabajo del Laboratorio de Huellas Genéticas del Ministerio Público estableció que el ADN correspondía al joven, quien se encontraba en la base de datos por una causa de encubrimiento por circular en una moto robada, que había enfrentado en 2020, y por la que acordó una suspensión de juicio a prueba o probation a comienzos de este año.

La hipótesis de la Fiscalía es que el albañil mató a la víctima para robarle el celular y algo de dinero. No obstante, en la vivienda se hallaron 7 mil dólares y otros elementos de valor, los cuales no fueron sustraídos. 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.