access_time 16:13
|
25 de febrero de 2021
|
|
Investigación

El policía del Este quedó libre pero sigue imputado por homicidio agravado

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1614280114714119043178_1648895378621844_6600252096906887890_n.jpg
Gustavo Giménez contaba con antecedentes.

Se trata del efectivo que mató a Gustavo Giménez, de 18 años, en la plaza departamental de San Martín. Analizan un cambio a legítima defensa en el futuro.

Las últimas pruebas incorporadas a la investigación por el homicidio de Gustavo Daniel Giménez, el joven de 18 años que fue ultimado el domingo en San Martín, beneficiaron al policía imputado y este jueves fue liberado. Más allá de eso, el subayudante de la Unidad Especial de Patrullaje Rivadavia (UEP) continúa siendo investigado. 

El caso tuvo algunos idas y vueltas. En principio, se investigó un asalto por parte del fallecido y su amigo, Mariano Leonel Tello (21), al funcionario público. Pero esa versión se descartó y se comprobó sólo que Tello le sustrajo el arma reglamentaria después de que el policía disparó contra Giménez. 

A partir de eso, el efectivo fue aprehendido y acusado por el delito de homicidio agravado por la calidad de sujeto activo y por el uso de arma de fuego.

Con esa calificación, el fiscal Gustavo Jadur, al frente de la instrucción, daba entender que se estaba investigando un caso de gatillo fácil.

Pero en los días posteriores, mientras se terminaba de definir la situación del policía, básicamente, si pasaba o no a la cárcel. Los detectives recibieron el desgrabado del video de una cámara de seguridad que resultó clave.

Las imágenes fueron obtenidas por una cámara de monitoreo del Centro Estratégico de Operaciones (CEO). En las mismas se observa que Giménez y Tello se acercan al funcionario, quien se encontraba sentado en un banco de la plaza departamental, disfrutando su franco de servicio junto a su novia.

La reproducción demuestra que hablaron por algunos segundos, el policía se levantó y los dos sospechosos comenzaron a agredirlo. Acto seguido, el subayudante decidió retirarse del lugar, para evitar el conflicto, pero Giménez y Tello lo siguieron para golpearlo nuevamente.

A partir de allí las imágenes ya no son claras, debido a que los protagonistas ingrasaron a un sector tapado por los árboles del espacio verde. Pero se presume que los dos agresores redujeron al policía hasta quedar tirado en el piso -surge de testimonios-, donde le propinaron patadas en el rostro. 

La reconstrucción sostiene que, ante eso, el efectivo sacó de entre sus prendas la pistola 9 milímetros provista y le efectuó algunos disparos. Tres de los proyectiles le impactaron a Giménez: dos en el brazo izquierdo y una en el pecho, que habría sido fatal.

El video de esa cámara de seguridad avaló el relato que aportó durante su declaración el policía, así como también los dichos de su novia. Ambos dieron cuenta de que fueron Giménez y Tello quienes comenzaron con las agresiones, pese a que el subayudante intentó evitarlos.

Con esos elementos, el fiscal del caso no contaba con el suficiente material probatorio como para pedir la detención del funcionario y mucho menos solicitar eventualmente la prisión preventiva, motivo por el que recuperó la libertad. 

Sin embargo, no se modificó la imputación por homicidio agravado, ya que aún resta prueba por producir en el expediente. 

Las fuentes consultadas adelantaron que en un futuro, la calificación podría cambiar hacia una legítima defensa, en caso de que la investigación continúe apuntando en esa dirección. 

El hecho

La muerte de Giménez se registró el domingo alrededor de las 20.30 cuando las autoridades tomaron conocimiento sobre disparos y un joven herido en el interior de la plaza San Martín.

Policías y personal médico fue desplazado hasta el lugar, donde dieron con Gímenez, quien estaba con varias heridas de bala, y con el efectivo, que presentaba heridas en su rostro.

Ambos fueron trasladados al Hospital Perrupato, aunque el joven baleado murió antes de llegar a ingresar a la guardia. Mientras que el funcionario fue asistido por una triple fractura en la zona nasal.

En paralelo, se había iniciado la búsqueda de Tello, tercer partícipe del hecho, quien había escapado con el arma reglamentaria del policía en su poder

A unas 15 cuadras de la escena, fue atrapado en el interior de los galpones de la Dirección de Contingencias Climáticas de la Zona Este, mientras que la pistola había sido descartada en el techo de una bodega y fue recuperada. 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.