access_time 08:35
|
15 de septiembre de 2021
|
|
¿Un hecho de inseguridad?

Crimen del jubilado: el celular encontrado, una de las pistas más importantes

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1631681494898Portada%20Su%C3%A1rez.jpg
Luis Alberto Suárez tenía 66 años.

Luis Alberto Suárez fue hallado asesinado el martes por la noche en su casa de calles Rodríguez Peña y Arturo González, en Maipú. Buscaron rastros con perros.

El primer llamado al Centro Estratégico de Operaciones (CEO) fue a las 21.43 de este martes. Tomaron conocimiento que una mujer oriunda del Valle de Uco intentaba comunicarse telefónicamente con su padre de 66 años pero no encontraba respuesta en la casa de calles Rodríguez Peña y Arturo González, en Coquimbito, Maipú.

Ante la incertidumbre, pudo hablar con un vecino y le pidió un favor: que se acerque al domicilio para constatar si Luis Alberto Suárez se encontraba bien. Este hombre nacido el 18 de mayo de 1955 había llamado a su hija un rato antes para decirle que lo estaban atacando, que se encontraba sufriendo un hecho de inseguridad, un asalto.

Cuando los policías de la movilidad 3072 de la Unidad Especial de Patrullaje (UEP) de la zona llegaron hasta la escena, observaron las luces prendidas de la antigua casa de adobe ubicada en una esquina y decidieron ingresar. Así fue que se encontraron con Suárez en el piso, lleno de sangre. Tenía el pantalón por los tobillos y lesiones graves en el rostro. También algunas heridas cortantes en esa parte del cuerpo.

Ver también: Asesinaron a cuchillazos a un jubilado en su casa de Maipú

A los pocos minutos, se confirmó que estaban frente a un asesinato. Pasadas las 22, el teatro del hecho se llenó de uniformados y efectivos de Investigaciones. También Científica y el Cuerpo de Canes. El objetivo, encontrar rastros que lleven a el o los matadores.

Científica halló el teléfono celular de la víctima. Y esta fue una de las piezas claves para comenzar a armar el rompecabezas de los últimos minutos de Suárez.

Las hipótesis eran dos: que sufrió un hecho de inseguridad o que tuvo problemas con algún conocido que se dirigió hasta su vivienda. La sospecha del robo tuvo su origen en la comunicación previa que realizó a sus familiares al Valle de Uco.

Y la restante porque, a simple vista, el autor del hecho no se llevó las pertenencias de Suárez ni tampoco había signos de desorden en la morada.

Lo cierto es que la causa quedó en manos de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos. Durante la jornada de este miércoles iban a continuar con la realización de algunas medidas para intentar esclarecer el hecho.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.