Las llamas que consumieron gran parte de una vivienda ubicada en el departamento de Godoy Cruz y el consecuente humo dejaron quemaduras y lesiones de gravedad en dos niños que estaba en la casa. Los dos hermanos, Mauricio y Javier Podadera, de dos y tres años respectivamente, debieron ser internados de urgencia en el Hospital Notti, en donde hasta ayer a la noche los menores permanecían en la sala de cuidados intensivos.

    De las dos víctimas, el pequeño Javier es el más grave, ya que el nene de 3 años presenta quemaduras de grado 2 y 3 en 70 por ciento del cuerpo. Además, los médicos creen que el pequeño puede tener afectado el sistema respiratorio debido a la intoxicación sufrida. Con respecto a Mauricio, las lesiones se produjeron en 50 por ciento de su cuerpo. Lo más delicado es que, según los médicos, ambos hermanos tienen zonas vitales comprometidas a causa de las quemaduras.

    El incendio de la casa ubicada en O’Higgins 35 de Godoy Cruz, metros antes de calle Rivadavia, se produjo cerca de las 9.30 y se habría iniciado accidentalmente. Según precisaron fuentes policiales, una persona mayor, de 25 años, quien estaba al cuidado de los hermanos Podadera, se habría quedado dormido con un cigarrillo, lo que habría generado el fuego.