access_time 12:48
|
6 de septiembre de 2022
|
|
Investigación en Homicidios

Desde Salta, la familia de un trabajador golondrina asesinado en Mendoza pide justicia

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1662824346451Portada%20Pablo%20Gonz%C3%A1lez.jpg
González es oriundo de la localidad salteña de Embarcación.

Fabio Cochegue fue ultimado a puntazos en una finca de Maipú, donde estaba trabajando junto a su hermana. Un compañero de la cuadrilla, identificado como Pablo González, fue señalado como el autor y está prófugo. La búsqueda en el norte del país.

Con 19 años, Fabio Ezequiel Cochegue dejó durante unos meses su casa de Pichanal, Salta, para viajar por primera vez a trabajar durante la época de la poda en las provincias de La Rioja, San Juan y Mendoza, como suelen hacerlo muchos jóvenes de sus pagos.

Acompañado por su hermana, Vanesa, se lanzó hacia una nueva experiencia, en búsqueda de una oportunidad laboral que le permitiera llevar el pan a su casa.

Sin embargo, durante su estadía en una finca de Fray Luis Beltrán, Maipú, la historia del joven terminó de manera trágica: fue asesinado el 17 julio a puntazos por un compañero de su cuadrilla.

El sospechoso fue identificado como Pablo González, oriundo de la localidad salteña de Embarcación, ubicado a unos 20 kilómetros del pueblo donde vivía la víctima, separados por el Río Bermejo.

Luego del ataque, el acusado se dio a la fuga a campo traviesa y no volvió a ser visto. Desapareció con lo que llevaba puesto, sin dejar ningún tipo de rastro.

En un principio, los detectives mendocinos lo buscaron por las inmediaciones de la escena. Creyeron que se podría haber ocultado en alguna propiedad de la zona, motivo por el que se hicieron rastrillajes por cielo y tierra, con los drones de la División VANT (Vehículos Aéreos No Tripulados) de la Policía de Mendoza.

También se puso la mira en las terminales de ómnibus de la provincia, ya que existía la posibilidad de que González haya tomado algún colectivo para salir hacia La Rioja o San Juan, lugares en los que había estado trabajando previamente. Pero no hubo caso, nadie había visto al presunto homicida.

Por eso, la búsqueda se centró en el norte del país, pero aún no hubo novedades. Hasta este domingo, el señalado autor del crimen continuaba prófugo en la causa que lidera el fiscal de Homicidios Carlos Torres.

Desde Salta, su hermana, que fue testigo presencial del hecho de sangre, mantuvo una charla con El Sol y pidió una pronta captura del sujeto: "Quiero que se haga justicia. Que lo busquen, lo encuentren y lo hagan pagar por lo que le hizo a mi hermano".

Una pelea letal

Vanesa relató que su hermano ya había tenido problemas con González durante el viaje de trabajo. Unas tres semanas antes del crimen, protagonizaron una pelea cuando el grupo de golondrinas fue a comprar a un supermercado de la zona.

"Ya se tenían bronca. Él (por González) lo había insultado y le había pegado cuando estaba descuidado", explicó la joven, quien tiene pensado regresar a trabajar a Mendoza en la próxima temporada.

De acuerdo con su relato, el día del hecho, alrededor de las 16, estaban junto al resto de la cuadrilla aprovechando su día libre, en la finca Sanes, ubicada en el carril Los Álamos y ruta 31, en la que estaban trabajando en la poda de olivo.

Mujeres y varones habían jugado un partido de fútbol en una cancha de la propiedad. Después del picado, surgieron las diferencias entre Cochegue y González, que los llevó hacia una discusión.

"Yo ya les había dicho que dejaran de pelear, que ya estaban grandes para eso", contó Vanesa. Pero poco caso hicieron los dos jóvenes y continuaron con el altercado.

Ver también: Sigue la búsqueda del acusado de asesinar a un trabajador golondrina en Lavalle

Para ese entonces, Vanesa había salido a hablar por celular, pero le fueron a avisar que su hermano estaba peleando otra vez. Cuando ella llegó y quiso frenarlos, González sacó un cuchillo y la atacó, provocándole un raspón en el rostro, de acuerdo con su versión.

Eso provocó aumentó la bronca de su hermano, quien tomó dos ladrillos y se los arrojó por la cabeza al presunto agresor. Fue allí cuando González comenzó a corretear a Cochegue por la propiedad. Acto seguido, lo alcanzó y le propinó dos puntazos en el costado izquierdo pecho, surge de la investigación.

Horrorizada, Vanesa fue a pedir ayuda al resto de los trabajadores. Cuando regresó hasta donde estaba su hermano, González ya se había dado a la fuga.

Según la información policial, algunos de los golondrinas intentaron atraparlo y hasta lo agredieron, pero el sospechoso se las ingenió para zafar y escapar.

Por su parte, de las averiguaciones surgió que tanto la víctima como victimario habrían estado bajo los efectos del alcohol, ya que habían estado consumiendo bebidas durante la tarde.

Lo cierto es que, cuando personal policial y del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC) llegaron hasta el lugar del hecho, sólo pudieron constatar la muerte de Cochegue.

En las horas posteriores, los testigos fueron trasladados para declarar en una sede judicial y todos marcaron a González como el autor, por lo que se solicitó su captura, que aún no ha sido concretada.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.