Viernes de Zonda: se esperan ráfagas de moderadas a fuertes
access_time 16:29
|
21 de septiembre de 2022
|
|
El caso que conmociona a la provincia

Crimen del empresario: la prueba que sirvió para identificar al último detenido

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1663788302869PORTADA%20Fredes.jpg
Ángel Leandro Fredes (29) el segundo imputado que tendrá la causa.

Este miércoles hubo dos hombres capturados por el asesinato en un asalto de Emilio Giménez. Sin embargo, uno quedó en libertad porque no tendría nada que ver con el hecho. El restante será imputado porque en la escena del hecho hallaron un elemento clave.

La banda de asaltantes que emboscó y asesinó al empresario Emilio César Giménez el jueves de la semana pasada dejó una serie de rastros que fueron determinantes para que los investigadores de Homicidios iniciaran los trabajos de identificación y búsqueda de sus integrantes por diversos barrios de Guaymallén, Las Heras y Godoy Cruz.

Cámaras, sangre, huellas y hasta un teléfono celular que olvidaron en uno de los vehículos que utilizaron para perseguir y abordar a la víctima forman parte del combo de elementos que se encuentran bajo un profundo proceso de análisis desde prácticamente los primeros minutos de pesquisa.

Detectives consultados por El Sol señalaron que los autores del hecho de sangre estuvieron lejos de perpetrar el golpe perfecto. Y hasta aseguran que, en cuestión de pocos días, la mayoría de ellos quedará tras las rejas en la instrucción que lidera el fiscal Carlos Torres.

Este miércoles por la mañana se desarrollaron allanamientos en los departamentos Guaymallén y Las Heras. Hubo dos hombres aprehendidos y sólo uno quedó ensituación de encierro y será imputado en las próximas horas.

Ver también: Atraparon a un penitenciario como miembro de la banda que asaltó y mató al empresario Giménez

De esta forma, la causa ya cuenta con detenidos comprometidos: el penitenciario Cristian Rivero, quien fue capturado el domingo en su casa de calle Paso de los Andes de Godoy Cruz y Ángel Leandro Fredes, quien cayó en su domicilio del barrio Paraguay de Guaymallén.

Hubo un tercer sospechoso arrestado en un barrio Las Heras pero quedó en libertad a las pocas horas luego de que le tomaran una declaración informativa, debido a que sólo estaba mencionado en la causa porque el vehículo que manejaba Rivero –un Fiat Tipo–, que fue captado por cámaras de seguridad en la zona del ataque, se encontraba a su nombre.

Lo más destacado

El dato más importante de la jornada fue la detención de Fredes. Este joven nacido el 13 de setiembre de 1993 fue sorprendido en su casa de la manzana B del barrio Paraguay.

Hasta esa vivienda fueron los efectivos de Investigaciones luego de analizar una de las pruebas más valiosas de la causa: un teléfono celular incautado en una de las camionetas de alta gama que utilizó la gavilla para seguir y atacar al empresario frutihortícola. Olvidó el aparato en el rodado y la línea estaba a su nombre.

De acuerdo con fuentes judiciales, Fredes será imputado con la misma calificación que el penitenciario: homicidio criminis causa.

No es la primera que este joven de 29 años se encuentra en la mira de los detectives policiales: en el 2012 fue investigado por un asesinato de un hombre para robarle en las inmediaciones del barrio Paraguay.

Policías de esa jurisdicción contaron a este diario que el caso quedó impune porque no hubo testigos que marcaran a los autores del hecho de sangre, pero recordaron que Fredes había sido uno de los sospechosos.

Así las cosas, la instrucción tiene a varios personajes en la mira como sospechosos del asalto y asesinato de Giménez. Uno de los que se encuentra en la orden del día –se reserva su identidad– fue identificado gracias al material genético que levantó Policía Científica en uno de las dos camionetas usadas para asaltar al empresario.

Ver también: Dura imputación para el único detenido por el crimen en un asalto del empresario

La reconstrucción sostiene Giménez circulaba en una VW Amarok con 5 millones de pesos. La banda lo estaba esperando cerca de su casa, en la zona de calles Jorge Newbery y Padre Manzano.

Una camioneta Jeep Renegade blanca se colocó delante y una Toyota Rav4 detrás. Un tercer vehículo, un Fiat Tipo que se encontraba al mando de Rivero –agrega la investigación– también fue captado en la escena.

Lo cierto es que, a metros de la citada intersección, Giménez intentó escapar del atraco porque los dos rodados le cortaron el paso. Hablaba por teléfono con un amigo y le aseguró que estaba sufriendo un hecho de inseguridad. Hizo marcha atrás y chocó a la Toyota, para luego terminar incrustado en una casa.

De la Renegade se bajaron al menos dos malvivientes armados. Uno de ellos portaba un arma calibre 22 y disparó dos veces: uno de los plomos impactó en el sector izquierdo del capot de la Amarok (arriba de uno de las ópticas delanteras) y el otro ingresó por la ventanilla del conductor.

El proyectil continuó su curso y atravesó el brazo de la víctima para luego alojarse en el pecho. La lesión fue fatal. Giménez murió a los pocos minutos por broncoaspiración. Uno de los asaltantes intentó meter la mano para llevarse el dinero pero no lo consiguió porque los vecinos de la barriada salieron de sus casas alertados por los disparos.

Esa acción provocó que se cortara uno de los dedos con los vidrios rotos y dejara la sangre detrás de la manija de la puerta trasera izquierda de la Renegade, cuando se subió para abandonar el teatro del hecho.

Esos rastros hemáticos fueron levantados y cotejados con el banco que tienen los detectives y hubo match positivo con un joven con pasado carcelario.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.