Un confuso asesinato, que tuvo lugar el 22 de noviembre del 2004 y por el cual perdió la vida Alejandro Calle, de 25 años, llevó a que Alejandro Ríos Maidana fuera condenado a 9 años de prisión efectiva, tras ser encontrado culpable de haberle propinado un feroz cuchillazo en el abdomen al ex concubino de su hermana. En el banquillo de los acusados se sentó, además, el hermanastro del condenado, Carlos Mercado Maidana, sospechoso de haber tenido una participación primaria en el hecho. Esto no pudo comprobarse y la Segunda Cámara del Crimen resolvió absolver a Mercado por el beneficio de la duda.

        A lo largo del juicio, los testigos no fueron muy contundentes en el momento de dar su testimonio, lo que no permitió, según fuentes tribunalicias, aclarar con mayor certeza lo que sucedió en la madrugada de ese día, alrededor de las 2.15. El hecho por el que estas dos personas fueron juzgadas tuvo lugar en Lagomaggiore 775 de Las Heras, en la vivienda de la ex concubina de Calle y hermana de Ríos, Laura Paolo. Hasta ese lugar llegaron los hermanastros, luego de que se enteraron de una pelea entre Paolo y Calle.

       Según los testigos, Ríos discutió con Calle, se trenzaron a golpes y cayeron al suelo. En ese momento –aunque no pudo ser comprobado en el debate–, Mercado sostuvo la cabeza de la víctima con sus piernas, mientras Ríos, con un cuchillo que sacó de entre sus pertenencias, perforó el estómago de Calle, quien murió, luego, en el Hospital Central.