access_time 20:57
|
19 de mayo de 2022
|
|
Investigación en Delitos Económicos

Clonación de WhatsApp y criptomonedas: así actuaba un psicólogo detenido por estafas millonarias

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1652991441194560180d3-58ac-443d-a429-2dcb86a673c7(1).jpg
Ariza tras ser capturado por policías de Investigaciones de Mendoza, de la PFA y de Buenos Aires.

Se trata de Nicolás Ariza, empleado del Ministerio de Salud de Mendoza. Creen que lideraba una organización integrada por compañeros de trabajo. Lo acusan de cometer hechos en Chubut y Vicente López.

Una investigación desarrollada entre detectives policiales y judiciales de tres provincias por millonarias estafas virtuales permitió este miércoles la captura de un psicólogo mendocino que trabaja para el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes. 

Se trata de Nicolás Sebastián Ariza, de 39 años, quien está sospechado de liderar una organización dedicada a la clonación de cuentas de WhatsApp e Instagram para engañar a víctimas mediante el cambio de dólares. 

La pesquisa sostiene que el dinero obtenido a través de los ardides era distribuido en cientos de cuentas bancarias y por último transformado en criptomonedas.

El profesional de la salud mental –que se encontraba de licencia sin goce de haberes– quedó comprometido por dos pesquisas paralelas que se iniciaron en las provincias de Buenos Aires y Chubut, en febrero y marzo, respectivamente. 

Las labores en conjunto de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Vicente López, la Fiscalía de Cibercrimen de Esquel, la División Delitos Económicos de la Dirección de Investigaciones de Mendoza y la Delegación Mendoza de la Policía Federal Argentina (PFA), permitieron identificarlo como autor de los ilícitos denunciados.

Ariza ya había sido allanado a fines de abril por los ocho expedientes en los que está siendo investigado en la provincia patagónica. En esa instrucción quedó imputado junto a dos presuntos cómplices y no se ordenó su detención

El miércoles, mientras se desarrollaba el Censo 2022, los sabuesos volvieron a irrumpir en su domicilio y fue capturado por pedido de la Justicia bonaerense. 

Una comisión de la Policía de esa provincia lo iba a trasladar este jueves al partido de Vicente López, donde será imputado y se definirá si pasará a prisión.

El modus operandi

La investigación desarrollada permitió establecer que el modus operandi de la organización delictiva comenzaba con usuarios que sufrían la suplantación de identidad en WhatsApp e Instagram mediante técnicas de ingeniería social. 

La maniobra de los autores consistía en contactar a estas personas haciéndose pasar por empleados del soporte técnico de las citadas redes sociales.

En el caso del popular servicio de mensajería, solicitaban un código de confirmación que llegaba a través de SMS y que les permitía adueñarse de la cuenta. 

Con todos los datos del usuario en su poder, enviaban de manera masiva mensajes a todos sus contactos y les consultaban si tenían dólares para vender.

Debido a que elegían cuidadosamente como blanco a personas con cierto poder adquisitivo y que pudieran estar vinculadas al cambio de monedas extrajeras, generalmente algún contacto aceptaba realizar la transacción.

Seguidamente, les solicitaban que transfirieran los dólares a una cuenta bancaria o billetera electrónica, asegurándoles que luego iban a llevarles el dinero en pesos personalmente, situación que jamás ocurría.

Una vez que los dólares le llegaban a los autores, estos los distribuían a través de cientos de cuentas de ahorro de bancos, fintech, billeteras virtuales y otras plataformas para evitar que los detectives le siguieran el rastro al dinero, explicaron fuentes del caso. 

La principal sospecha es que el dinero era "lavado" por los estafadores convirtiéndolo a alguna criptomoneda, entienden los detectives.

Justamente, en uno de los allanamientos a la vivienda de Ariza se halló un rig de minería, es decir, un ordenador que se encarga de recolectar datos de transacciones para extraer criptomonedas de la web.

Las causas

Una serie de denuncias por estafas se comenzaron a recepcionar a principios de marzo en la oficina del fiscal de Cibercrimen de Esquel Carlos Richieri.

Un hecho que tomó relevancia la ciudad chubutense tuvo como blanco a un conocido escribano, a quien le robaron su cuenta de Instagram.

Los estafadores les pidieron a varios de sus contactos entre 110 mil y 130 mil pesos para hacer una transacción, prometiéndoles devolver el dinero momentos más tarde.

Lo cierto es que los autores cometieron ocho hechos en la ciudad patagónica en un mismo día, a través de los cuales obtuvieron un total de 8 millones de pesos. 

Las tareas de los detectives permitieron establecer que las maniobras se habían realizado desde Mendoza, por lo que se contactaron con sus pares de Delitos Económicos de Investigaciones para desarrollar la investigación en conjunto. 

A raíz de las exhaustivas labores, identificaron a Ariza y a dos cómplices como los responsables de las estafas

Por eso, el 29 de abril desarrollaron dos allanamientos en viviendas de calle Formosa a 400, en Ciudad, y en calle La Serena al 2500, en Guaymallén. 

En el primer domicilio, donde reside la abuela de Ariza, hallaron un rig para minería de criptomonedas compuesto por 13 placas de video, las cuales estaban montadas en una estantería. 

Los pesquisas creen que había colocado ese mecanismo en la vivienda de su familiar, ya que padece una discapacidad y no abona impuestos, evitando así los altos costos del consumo eléctrico de los aparatos. 

En el otro inmueble, donde reside el acusado, incautaron varios televisores, celulares, pendrives, una Play Station, una notebook, una CPU, un reloj digital y documentación de interés para la causa. 

En esa oportunidad, el psicólogo no fue detenido, pero el fiscal Richieri lo imputó junto a dos presuntos cómplices –se reservan las identidades por pedido judicial– por ocho hechos de estafa. 

Por su parte, en paralelo se desarrolló una investigación en la UFI Vicente López, tras la denuncia en febrero de un hombre al que le robaron 3 mil dólares mediante el mismo modus operandi, y que también terminó sindicando a Ariza como el supuesto responsable. 

En esa causa, el fiscal Alejandro Musso, con la colaboración del auxiliar Alejandro Orlandini, solicitó la captura del profesional de la salud mental y este miércoles los efectivos provinciales, federales y bonaerense concretaron la detención. 

Nuevamente, la medida judicial se practicó en el domicilio de calle La Serena, donde los policías secuestraron 285.970 pesos en efectivo y tres celulares. 

Además, se encontró una copia de un pedido de información que había solicitado el fiscal Musso al Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes en el inició de la investigación. 

El hallazgo de ese documento provocó indignación en las autoridades bonaerenses, ya que se había solicitado "estricta confidencialidad" y terminó filtrándose hasta llegar a manos del acusado, que le permitió conocer que estaba en la mira en esa causa, poniendo en riesgo la investigación. 

Así las cosas, Ariza iba a ser trasladado este jueves hacia el citado partido de la provincia de Buenos Aires, para quedar a disposición del representante del Ministerio Público, que lo imputará en los próximos días.  

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.