access_time 19:46
|
19 de julio de 2021
|
|
Investigación en Homicidios

Cayó el sospechoso del femicidio en La Favorita: estaba internado en el Hospital Pereyra

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1626734516815Portada%20Benavides%202.jpg
Benavides tiene 40 años.

Se trata de Luis Benavides, quien tenía denuncias por violencia de género contra la víctima, Griselda Guerra. La mujer se mudó por los maltratos, volvió por unos días y fue asesinada.

Luis Leandro Benavides Quiroga (40), quien era buscado por el femicidio de su ex pareja Griselda Guerra, ocurrido este fin de semana en la zona de La Favorita, en Ciudad, ya se encuentra a disposición de la Justicia.

El sospechoso se encontraba desde la noche del domingo internado en el Hospital Pereyra, tras ser aprehendido mientras viajaba en colectivo por Blanco Encalada, Luján. Lo trasladaron al nosocomio de salud mental porque presentaba síntomas de delirio e ideas de autoeliminación. 

Además, fuentes policiales detallaron que el hombre tenía lesiones en su cuerpo y cuando se le realizó el hisopado por Covid-19, dio positivo. Por ese motivo, se encuentra aislado en el efector público de la Cuarta Sección de Ciudad.

El hombre ya había sido denunciado en dos ocasiones por violencia de género contra la víctima. Incluso, por los maltratos y amenazas la mujer se había mudado a San Juan, donde viven sus familiares. El jueves, había regresado a Mendoza, al día siguiente desapareció y el domingo la hallaron muerta.

Al parecer, en el último tiempo ambos habían mantenido un conflicto por la venta de una propiedad en ese sector del oeste de Capital y los detectives del caso no descartan que esa situación haya desembocado en el asesinato.

En las próximas horas, el presunto autor podría ser imputado por la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, quien se encuentra a cargo del expediente.

Los antecedentes y el triste desenlace

En febrero de 2018, Guerra denunció por primera vez a su ex marido por amenazas en la Oficina Fiscal Nº 2 de la Comisaría Sexta de Ciudad. Una investigación se inició en contre del hombre, pero la causa jamás avanzó.

En setiembre año siguiente, la situación de violencia contra la víctima continuó y una nueva denuncia se registró en la sede judicial del barrio Cano. Esta vez, por lesiones leves dolosas doblemente agravadas por la relación de pareja preexistente y por mediar violencia de género, en concurso ideal.

En esa oportunidad, el hombre fue detenido e identificado. En el marco de esa causa, un mes después, sumó un antecedente por desobediencia a la autoridad, que también fue investigada por la Unidad Fiscal de Violencia de Género.

No obstante, el acusado jamás fue condenado, ni siquiera llegó a tener una audiencia por prisión preventiva en su contra, de acuerdo con fuentes judiciales.

Con su ex pareja en libertad y el constante peligro de ser víctima de un nuevo ataque, Guerra decidió mudarse a la vecina provincia de San Juan, donde tiene familiares.

El jueves 15, la mujer viajó hacia Mendoza, para visitar a sus seres queridos. Pero el viernes por la noche salió de su vivienda del barrio René Favaloro y no volvió a ser vista.

Tras varias horas sin tener noticias sobre ella, sus hijos mayores -tiene cuatro con el imputado- radicaron la denuncia por el paradero de su madre. También publicaron en grupos de Facebook su foto, solicitando ayuda para encontrarla.

Todo terminó de la peor manera: el domingo por la tarde un vecino dio con el cuerpo de una mujer en una zona boscosa, ubicada detrás del ex hotel Kilimanjaro, hacia el sur de La Favorita.

Más allá de que parte del cadáver había sido carcomido por animales salvajes de la zona, los peritos observaron que presentaba golpes en el rostro y la cabeza. Todo apuntaba a que se había tratado de un homicidio.

Cuando los detectives verificaron los últimos paraderos que habían sido denunciados en la provincia, dieron con el nombre de Griselda Guerra. Horas después, los peritos del Cuerpo Médico Forense confirmaron que se trataba de la mujer.

A los antecedentes por violencia de género que tenía la ex pareja, se sumaron también las declaraciones de familiares y allegados a la víctima, quienes dieron cuenta de la situación de maltrato de la que Guerra era víctima,

Asimismo, de las testimoniales que tomó la fiscal Ríos surgió la hipótesis de que el ataque pudo haber sido motivado por la pugna que existía entre Guerra y Benavides por la venta de una propiedad que ambos poseían en esa zona del oeste capitalino.

En tanto, los pesquisas aguardan el resultado de un cotejo de ADN sobre las heridas defensivas que presentaba en las manos la víctima. De confirmarse que el material genético extraído coincide con el de Benavides, quedara muy comprometido en el expediente.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.