access_time 18:29
|
13 de mayo de 2021
|
|
La investigación

Bentogate: son tres los policías que estaban agendados en el teléfono clave del caso

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1620940866923Portada%20Ortego%20y%20Bardinella.jpg
Luciano Ortego y Walter Bardinella. Amigos y presuntos socios.

Los investigadores detectaron que dos comisarios y un oficial inspector podrían haber estado relacionados con Walter Bardinella Donoso.

Un celular puede ser sinónimo de problemas en los tiempos actuales. Y Walter Bardinella Donoso, el señalado narco detenido el 6 de marzo por estar sospechado de ser el dueño de un cargamento de más de 400 kilos de marihuana, lo sabe: el teléfono que le secuestraron permitió conocer que existía una presunta red u organización que mantenía un aceitado mecanismo para beneficiar a ciertos imputados o procesados vinculados al contrabando con excarcelaciones o modificaciones de calificaciones.

Producto una investigación que lideraron el fiscal general Dante Vega y el juez Eduardo Puigdéngolas, principalmente después del asesinato de uno de los protagonistas de la historia a fines de julio del año pasado (el ex despachante de aduana Diego Aliaga), el juez federal Walter Bento, tres abogados, algunos contrabandistas y otros personajes de ese ámbito terminaron imputados y tras las rejas.

Ver también: En detalle: la declaración más importante del Bentogate

Algunos fueron acusados de asociación ilícita, cohecho, enriquecimiento ilícito y hasta lavado de dinero (como el citado magistrado), mientras que otros sólo fueron citados por falto testimonio.

Una megacausa. Y el celular de Bardinella Donoso se transformó en la clave.

Después de un primer informe, la Justicia federal envió una nota a la Policía contra el Narcotráfico (PCN) de Mendoza, dependiente de Investigaciones, para encomendarle una tarea: analizar en profundidad el teléfono de este malviviente con pasado carcelario para conocer en detalle sus llamadas entradas y salientes y los mensajes de texto de WhatsApp y Telegram que mantenía con su círculo íntimo.

 Ver también: Bentogate: la declaración que muestra cómo actuaba el facilitador

Los audios encontrados en los servicios de mensajería fueron reveladores. Bardinella Donoso mantenía un fluido contacto con el abogado Luciano Ortego (imputado y detenido en la causa) por una cuestión de amistad y por participar en diversos negocios.

De acuerdo con el informe de la PCN, que fue desarrollado por una comisión de policías de Investigaciones y que fue remitido a la Justicia federal (forma parte del expediente conocido como Bentogate), se determinó, en primera instancia, que Bardinella y Ortego podrían estar vinculados a la presunta infracción de la ley 22.415, es decir, el Código Aduanero.

En segundo lugar, la PCN analizó los contactos “más destacados” del teléfono de Bardinella, que se encontraba libre para su análisis, ya que no tenía una clave a descifrar.

Y allí aparecieron Aliaga (agendado como Fernández), Ortego, y otros hombres que podrían estar vinculados al contrabando. Pero no sólo eso: tres policías (dos de alto rango) también figuraron entre sus contactos.

Ver también: Bentogate: el comisario involucrado y los tres millones que ofrecen por el teléfono clave

Tal como reveló este diario a principios de semana, un comisario de esa área que trabaja casos de narcocriminalidad en la provincia (con destino en el Valle de Uco), se mostró interesado en conocer el resultado del análisis del teléfono de Bardinella mientras se desarrollaban los peritajes. 

Esto llamó la atención de los jefes policiales de la PCN y terminaron desplazándolo. Lo sacaron de su especialidad y fue trasladado a una comisaría de Tupungato.

Además ser contacto agendado de un hombre vinculado con el narcotráfico y el contrabando, el policía también habría mantenido conversaciones con él.

Debido a esto, se transformó en materia de análisis y la propia Inspección General de Seguridad (IGS) inició una investigación administrativa para conocer más acerca del accionar del comisario luego de lo publicado por este diario.


Lo que no se conocía hasta estas horas era que otro comisario y un oficial inspector también figuraban en el teléfono de Bardinella Donoso.

En las primeras hojas del informe de la PCN que fue analizado por los pesquisas judiciales, se observan los datos personales de los efectivos y su cargo y con qué identidad se encontraban agendados en el teléfono de Bardinella Donoso.

De acuerdo con fuentes judiciales “todo está siendo analizado por estas horas” y no descartan citaciones para que den las explicaciones correspondientes. “Son situaciones irregulares y llamativas”, contaron desde los Tribunales de calle España.

Trabajo fino

En una tercera parte, los efectivos de la PCN lograron recuperar cientos de mensajes de texto y de audio del aparato. Y la mayoría son entre Bardinella Donoso y el abogado Ortego.

Algunas de estas pruebas sirvieron para sostener la acusación del fiscal Vega contra los imputados con el pago de coimas y conocer movimientos de miles de dólares.

Por ejemplo, como estos mensajes de audio entre estos dos personajes:

1– Bardinella a Ortego (30-12-19): “(...) Bueno, entonces el costillar, no, decime sí o no; y... en la habilitación de feria va a estar el gran jefe, es lo que estoy diciendo”.

2– Ortego responde: “(...) El gran jefe, hermano, acordate que está en todo, boludo, no es un chiste, sí, también obvio que está, si acá no hay cosas ocultas, boludo, el que está oculto es Fernández (Diego Aliaga)... este, no, el costillar, no; no, dejá, boludo, no pasa nada, es que ando a diez mil, tengo cien cosas que solucionar, necesito cinco Lucianos más”.

Gran jefe, para los investigadores judiciales, es el juez Walter Bento.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.