access_time 16:44
|
5 de septiembre de 2022
|
|
La rivalidad entre facciones de la barra que terminó en muerte

Detuvieron al jefe de la barra brava de la Lepra por un asesinato

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1662405207693Portada%20Hincha%20Lepra.jpg
Cristian Leandro Rivero fue capturado en Las Heras y Mitre de Ciudad.

Se trata de Cristian Leandro Rivero, quien tenía pedido de captura por el crimen de Gabriel "Gabito" Videla, perpetrado la noche del 23 de enero del año pasado a metros de los Portones del Parque.

El crimen de Gabriel Gabito Videla Parraguez la noche del 23 enero del 2021 a metros de los portones del Parque General San Martín tiene una hipótesis marcada en la investigación que lidera el fiscal de Homicidios Carlos Torres: a la víctima la ejecutaron a balazos en medio de una feroz interna por el control de la barra brava del club Independiente Rivadavia.

Poco más de cinco meses después, el por aquellos días jefe de la parcialidad más violenta fue capturado e imputado por el asesinato. Se trata de Nicolás Gorda Marta Cano, de la zona donde tienen base los hinchas de Villa Hipódromo. También cayeron otros barras que habrían disparado armas de fuego cuando se produjo el ataque en medio de los festejos por un nuevo aniversario de la institución. Uno es Pablo Daniel Cara de Viejo Manrique y el otro Julián Exequiel Reyes.

La causa no paró de investigarse a pesar del paso del tiempo. Tiene a tres sospechosos tras las rejas con prisión preventiva y este sábado cayó por el crimen del Gabito uno de los dos líderes que actualmente tienen los Caudillos del Parque: se trata de Cristian Leandro Rivero, quien fue capturado el sábado en pleno centro, luego de una discusión con su ex pareja.

Ver también: Reconocieron a dos barrabravas por el asesinato del hincha de la Lepra

Este joven, quien es conocido como Chori o Leo y se mueve en el centro de la barra con un primo del Gorda Marta, presentaba pedido de captura desde hacía más de un año y medio. Se transformó en el cuarto sospechoso complicado del expediente y este lunes el fiscal Torres le notificó la acusación de homicidio agravado, por el uso de arma de fuego, por el concurso premeditado de dos o más personas y alevosía.

Luego del acto procesal, se ordenó su traslado a la cárcel. Por eso el hombre que se hará cargo de su defensa, Federico Ábalos, iba a analizar las pruebas que se incorporaron en la causa para definir los pasos a seguir.

La información a la que accedió El Sol sostiene que Rivero fue detenido en calles Mitre y La Heras de Ciudad. Fueron efectivos uniformados los que procedieron a su detención y tomaron conocimiento que se encontraba en la orden del día.

Presentó documentación apócrifa que no confirmaba su identidad y había sido bancado por barras del club Morón durante sus días en la clandestinidad, informaron fuentes policiales a este diario.

De inmediato lo trasladaron hasta una dependencia policial y este lunes el Ministerio Público le notificó la acusación que prevé prisión perpetua.

Una instrucción para nada simple

Cada paso que dio la investigación por el crimen del Gabito Videla no ha sido simple. Primero fue detenido un grupo de pibes oriundos de Las Heras que nada tenía que ver con el hecho de sangre y luego dos testigos reservados decidieron contar en el sumario judicial cómo se planeó y consumó el plan para matar al joven de 26 años.

Videla se encontraba cerca de ser nuevo jefe de la hinchada y se movía con personajes que lo apoyaban. Lo describieron como un hincha que se la bancaba y no temía ir al frente cuando se trataba de peleas internas. También aseguraron que no era raro verlo armado. Era oriundo del barrio Sol y Sierra.

Pero el sector del Gorda Cano no lo permitió y decidió acabar con cualquier tipo de pretensión del Gabito justo cuando se realizó el concurrido banderazo la noche del sábado 23 de enero del año pasado en el Parque General San Martín, para celebrar el 108 aniversario del club, sostiene la teoría del caso.

Cuando todo era festejo con cánticos y fuegos de artificio, hacia el norte de los Portones se escucharon más de veinte disparos de arma de fuego. En total, de acuerdo a la pesquisa de Torres, fueron 23.

Un llamado al CEO alertó a la policía y al SEC sobre un herido de bala a la altura 1230 de la citada calle.

“911 emergencias”. Así atendió un llamado a las 23.30 una mujer policía la trágica noche del. “Hola, qué tal. Te llamo del Andino Tenis Club; justo al lado del club hay un chabón que está baleado en la acequia”, advirtió un hombre desde el otro lado de la línea. “Dígame bien la dirección”, le pidió la efectivo. “Boulogne Sur Mer 1230, al lado de los Portones del Parque”, detalló el testigo. “Ahí desplazo la movilidad señor. No me corte que lo voy a transferir con la ambulancia, ¿sabe?”.

A los pocos minutos, policías y una ambulancia arribaron hasta la escena. Nada pudieron hacer para salvarle la vida a la víctima cuando la trasladaron hasta el Hospital Central. Presentaba cinco balazos en su cuerpo. “No fue una masacre de milagro”, describieron las fuentes de la causa a El Sol por la cantidad de vainas levantadas en la escena.

Los testigos reservados contaron que vieron al Gorda Marta acercarse al Gabito para intentar realizar una llave por la espalda para inmovilizarla. También dijeron que se encontraban el Pablo Manrique y Juan Exequiel Reyes.

También otro joven que fue detenido e imputado pero no le dictaron la preventiva por falta de pruebas.

Lo cierto es que, a principios de julio del año pasado, fue detenido el Cara de Viejo Manrique en calles Albordón y Salvador Civit de Godoy Cruz. A él lo sindicaron como autor de los disparos y presentaba un pedido de detención por la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos desde el 10 de octubre del 2019.

Tras la caída de este sospechoso, se ordenaron allanamientos para ir por la Gorda Marta Cano y Reyes. Se hospedaron en un hotel de calle 9 de Julio de Ciudad con otra identidad y efectivos de la desaparecida División Búsqueda de Prófugos de Investigaciones realizaron los trabajos de vigilancia.

La conserjería les asignó las habitaciones 223, 224 y 255 y pasaron la jornada con sus respectivas parejas. Tenían que entregar las llaves a las 11 y recién a las 12.45 salieron del hospedaje. En ese momento se produjeron las detenciones.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.