access_time 12:05
|
17 de mayo de 2021
|
|
Tribunales

Admitió que mató a un hombre en Las Heras, lo condenaron y "salvó" a sus cuñados

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1621262481783Portada%20Kevin%20Torres.jpg
Kevin Torres asumió la culpa por el hecho de sangre.

Kevin Torres fue sentenciado a 12 años de cárcel por el asesinato de Darío "Cacerola" Cáceres, ocurrido a mediados del año pasado. Sobreseyeron a los hermanos de su novia.

Un condenado y dos sobreseídos dejó este lunes un juicio abreviado por el asesinato de Darío Roberto Cáceres (49), alias Cacerola, ocurrido en junio del año pasado en Las Heras. Durante la audiencia, el señalado autor material del hecho de sangre, Kevin Torres, admitió la autoría y fue sentenciado a 12 años de prisión por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Mientras que sus cuñados, Gianfranco y Fernando Grangetto, que estaban imputados como instigadores, quedaron desvinculados de la causa.

Desde el comienzo de la investigación, la familia de los Grangetto, a través de la defensora Gabriela Massad, insistió con una versión discordante a la que había planteado en el expediente el fiscal de Homicidios Carlos Torres. La misma sostenía que los hermanos no habían tenido participación alguna en el crimen y que el novio de su hermana había actuado en soledad, cuando le quitó la vida a la víctima.

Mediante los avances en la pesquisa, los jóvenes obtuvieron el beneficio de la prisión domiciliaria y tras estar casi un año detenidos, el representante del Ministerio Público solicitó el sobreseimiento de ambos, ya que las pruebas demostraron que no intervinieron en el asesinato.

Por su parte, Kevin Torres decidió asumir la culpa frente a la conjueza Natacha Cabeza, del Juzgado Penal Colegiado Nº 1, y admitió que mató por su cuenta a Cáceres, durante el juicio abreviado inicial pactado entre la defensa del joven y el fiscal de la causa.

Ver también: Dos familias, denuncias cruzadas y un asesinato a sangre fría

De la investigación surgió que el móvil del ataque letal fue el conflicto que mantenían los Grangetto con la familia de Cáceres, ya que señalaron al hijo de este como el autor del asalto a la madre de Gianfranco y Fernando.

Producto de esa situación, los hermanos le propinaron una golpiza al hijo de Cáceres para defender a su progenitora. Pero los días siguientes la familia del Cacerola buscó vengarse por esa paliza y atacaron en varias oportunidades la casa de los Gragetto, surge del expediente.

Incluso, tras el asesinato del Cacerola, la familia Grangetto debió mudarse de su domicilio, debido a las amenazas en su contra. 

Cruce letal

Fue alrededor de las 15 del martes 14 de julio del año pasado, cuando Cáceres iba junto a su esposa y su nieto, de 3 años, caminando frente a la manzana G del barrio San Francisco.

Allí, se cruzaron con Kevin Torres y su novia, que iban saliendo de la casa de los Grangetto. Los varones protagonizaron un entredicho, que desembocó en una agresión armada.

Torres sacó un arma de fuego y comenzó a disparar contra el Cacerola, que recibió cinco impactos de bala de calibre 22 y perdió la vida tras ser trasladado al Hospital Carrillo.

Tras el crimen, Gianfranco y Fernando Grangetto fueron detenidos. junto a un hermano menor de edad -luego fue liberado-, ya que fueron señalados como autores por la pareja de la víctima. Sin embargo, las pruebas terminaron por desestimar la acusación de la mujer.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.