La impresionante foto del paso Pehuenche de este domingo

access_time 15:54
|
16 de mayo de 2018
|

Policía acusado de abusos: cayó gracias a que su mujer lo denunció por maltrato

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1526477839816portada%20colonia.jpg
El policía detenido tiene 26 años y un hijo.

Se trata de un efectivo de 26 años que fue detenido la mañana de este miércoles mientras realizaba tareas operativas en la Terminal. Lo acusan de haber atacado mujeres en la vía pública para abusarlas y robarle. Su mujer lo había acusado de violencia de género hace más de un mes y esto permitió hacer un cotejo de ADN. Los detalles de un nuevo "agresor serial".

El auxiliar policial nació el 4 de abril de 1992 y está domiciliado en la manzana C del barrio Paraguay. Su identidad se reserva porque las pruebas lo involucraron a hechos de instancia privada en que mujeres fueron abordadas, abusadas y les robaron objetos de valor.

La mañana de este miércoles, efectivos de Investigaciones que trabajan casos de abuso sexual lo detuvieron mientras realizaba tareas operativas en la Terminal de Guaymallén. No ofreció resistencia y se mostró callado. No preguntó los motivo porque un cotejo de ADN resultó positivo y lo vinculó directamente a uno de los casos denunciados.

Lo cierto es que, desde hace seis meses, se venían investigando una serie de robos y abusos sexuales en distintos puntos de Guaymallén. Las víctimas de los hechos relataron que el autor de las agresiones se movilizaba en un auto blanco y que vestía de azul, con borcegos como los que usa el personal de seguridad privada o la Policía.

Justo en ese tiempo que ocurrían los hechos, un vecino del citado complejo llamó al 911 para denunciar que se escuchaban gritos de una mujer durante una discusión en una casa cercana a la suya.

Personal uniformado llegó hasta la escena y detuvo al sospechoso, un auxiliar de la policía con destino en la subcomisaría Daniel Ceresoli de Colonia Segovia con cuatro años de antigüedad.

Lo acusaron por violencia de género por maltrato a la madre de su hijo y estuvo algunos días preso. Mientras estuvo privado de la libertad, le extrajeron muestras genéticas para agregarlas en la base de datos de la policía, como sucede en este tipo de instrucción.

Hasta ese momento, los pesquisas no habían relacionado las causas de abuso sexual y robo con la de violencia de género. Pero durante las comparaciones que se hacen entre sospechosos de estos delitos con las extracciones uno dio positivo y saltó su nombre. Era la persona que estaban buscando.

Los efectivos de Delitos contra la Integridad Sexual habían realizado trabajos de campo y averiguaciones con las víctimas, por esos solicitaron que se realizara la comparación de muestras con el policía, ya que reunía las características físicas aportadas.

Así fue que los pesquisas vincularon los cinco casos de robo y abuso con el policía acusado de violencia de género. Tras la captura, lo imputararon por estos hechos: uno por abuso sexual gravemente ultrajante (el que permitió la comparación genética) y robo agravado, tres por abuso sexual en grado de tentativa y otro por privación ilegítima de la libertad y robo agravado. 

Al parecer, contaron fuentes policiales y conocidos del sospechoso, se trata de una persona con rasgos de psicópata. Creen que actuaba en soledad y que elegía a las víctimas al azar mientras circulaba en un auto. Las atacaba y abusaba y también les robaba algunas pertenencias.

Debido a estos ataques de tipo "abusador serial”, se realizaron allanamientos en su casa y también en el barrio 12 de Octubre. Entre las incautaciones hallaron elementos robados a las víctimas, entre ellos, teléfonos celulares.

Uno de los casos que es investigado por la Justicia –la causa está en manos de la fiscal Virginia Rumbo– fue publicado por El Sol a principios de mes. Creen que el policía fue el agresor de una chica de 12 años que se dirigía a la escuela. 

Ver también: Quisieron raptar y abusar de una niña cuando iba al colegio

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.