access_time 17:29
|
13 de diciembre de 2006
|
|
LO HABÍA CONSTRUIDO UNA COOPERADORA DE PADRES

Polémica venta del escenario de una escuela

La desaparición de un escenario metálico es el centro de la polémica en la escuela Chacabuco de Kilómetro 11, en Guaymallén

        Es que hace tres meses, los directivos de ese establecimiento decidieron venderlo por unos pesos –alrededor de 200–, aduciendo que estaba en mal estado, aunque del otro lado, quienes lo construyeron en el 2001 –una cooperadora de padres– aseguran que estaba en perfectas condiciones, que tenía un valor de 6.000 pesos y que, para sorpresa de muchos, la agraciada fue la celadora de la escuela.


        En diálogo con El Sol, autoridades de ese establecimiento se negaban a contar lo que sucedió y a dar sus nombres, aunque finalmente reconocieron todo lo que se les preguntaba: que la celadora compró el escenario, que lo vendieron todo, que tenía mucha madera en mal estado y que están en todo su derecho de hacer lo que hicieron. Por eso, se consultó a la titular de Nivel Inicial, EGB1 y EGB2 de la Dirección General de Escuelas (DGE), Mónica Abraham, quien se justificó diciendo que existe una resolución que permite a los directivos vender un bien de la escuela, siempre y cuando esté en mal estado o signifique un riesgo para la integridad física de los alumnos.


       De todas maneras la funcionaria, ante lo llamativo del caso, explicó a El Sol que pedirá el inicio de una auditoría contable en la escuela para determinar si hubo irregularidad y mal manejo de fondos, además de constatar si la transacción quedó registrada en los libros como corresponde. Una de las denunciantes es Rosana Gagliano de Canal, miembro de la comisión cooperadora 2001, quien, junto a los demás directivos de esa comisión –ya tiene nuevas autoridades–, decidieron sacar a la luz este caso.


       “Es un delito y se tienen que tomar las acciones legales que corresponden. Es mentira que el escenario estaba en mal estado, además estuvo guardado todo el tiempo. Toda la comunidad, incluida la unión vecinal, que colaboró en la compra, están sorprendidos por la venta”, señaló la mamá. Ante el rumor de la desaparición del escenario, estos padres se presentaron en el establecimiento para pedir una explicación.


        “Personal directivo nos informó que el mismo había sido vendido el día 18 de agosto del corriente año a la señora Olga Gil de Duzenic (celadora de la escuela) por la suma de 200 pesos, datos que quedaron registrados en el acta nº 90, folios 68–69 del libro 7/5, labrada en nuestra presencia. Cabe destacar que dicha venta se hizo sin autorización de la actual comisión cooperadora. Tampoco fueron consultados los padres, docentes y alumnos de la escuela, quienes hicieron posible con su trabajo y dedicación la reunión de fondos para comprar los materiales con los que la comisión 2001 lo construyó”, señaló la denunciante.


       El escenario de la discordia medía 12 metros de frente por 6 de profundidad y 1 de altura. La base, desarmable, es de hierro estructural abulonado, se cubre íntegramente con planchas de fenólico de 3cm de espesor y fue diseñado para que sea armado cambiando su forma de acuerdo a la necesidad.


     El costo actual de los materiales es de aproximadamente 6.000 pesos y “la pérdida para la comunidad, incalculable”, expresó Gagliano de Canal, quien concluyó:“Por eso es que reclamamos al personal directivo de la escuela la inmediata devolución del escenario y a las autoridades competentes las acciones legales que correspondan”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.