access_time 15:31
|
18 de agosto de 2006
|
FRANCIA

Polémica por la obra de Borges

Kodama pelea por la reedición en francés de los textos de su esposo.

    María Kodama, la viuda del célebre escritor argentino Jorge Luis Borges, quedó envuelta en una polémica en Europa: el semanario francés Le Nouvel Observateur la acaba de acusar de bloquear la reedición de las obras completas en la prestigiosa colección La Pléiade, de la editorial Gallimard. Ya habían aparecido allí, en dos volúmenes publicados en 1993 y 1999, ediciones hoy agotadas. La editorial quiere volver a poner en circulación los libros (este año se cumplieron veinte años de la muerte de Borges), pero Kodama se niega.

   Aquellos volúmenes estuvieron bajo supervisión de Jean Pierre Bernés, amigo del escritor desde que fue consejero cultural de la Embajada de Francia en Buenos Aires. Bernés se reencontró con Borges en Ginebra, entre el 4 de enero y el 4 de junio de 1986 (el escritor murió el 14 de junio), para preparar las obras completas. Esos encuentros quedaron grabados en 122 cintas de 90 minutos que, también, son materia de litigio con Kodama.

    Bernés ha dicho que quisiera que sean publicados esos diálogos “después de la muerte de la viuda y de la mía”. Los considera de “interés literario”. Sobre las obras completas, Kodama habría exigido un cambio de título y que Bernés sea apartado del proyecto. El presidente y director general de la editorial, Antoine María Kodama, la viuda del célebre escritor argentino Jorge Luis Borges, quedó envuelta en una polémica en Europa: el semanario francés Le Nouvel Observateur la acaba de acusar de bloquear la reedición de las obras completas en la prestigiosa colección La Pléiade, de la editorial Gallimard.

   Ya habían aparecido allí, en dos volúmenes publicados en 1993 y 1999, ediciones hoy agotadas. La editorial quiere volver a poner en circulación los libros (este año se cumplieron veinte Gallimard, recuerda que “al principio todo iba bien, era un proyecto que yo mismo había impulsado y que me interesaba mucho”. Por su parte, Héctor Bianciotti señaló que “todo funcionó hasta el momento de publicar el segundo volumen.

    Entonces me contactó Andrew Wylie, agente de María Kodama, que me hizo saber que ella exigía que cambiásemos el título y que estimaba la edición llena de errores, aunque fue incapaz de citar uno. Actuaba como si tuviese celos del amigo de su esposo. Y eso se evidenció cuando me hizo saber una última condición: que se rehiciese sin la participación de Bernés”. Según Le Nouvel Observateur, “el editor es rehén de una viuda abusiva”. Para La Pléiade, el perjuicio es, además, moral ya que la única edición de la obra completa de Borges es la francesa.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.