Macri y Schiaretti ya están reunidos en Casa Rosada

access_time 17:31
|
8 de enero de 2019
|
CRISPR-Cas9

Podrían ejectuar al científico chino que editó genes de embriones

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1546979437782chinese%20doctor%20gene%20editing.jpg

Bajo custodia de las autoridades chinas, el hombre podría recibir la pena capital tras haber practicado procedimientos ilegales en gemelas nacidas en noviembre pasado.

Un destacado genetista, que dirigió la conferencia en la que un científico chino dijo que había creado los primeros bebés "editados genéticamente" del mundo, lo condenó el lunes por poner en peligro vidas y no tener formación en biología.

Robin Lovell-Badge, organizador del evento de noviembre de 2018 en el que el chino He Jiankui hizo su polémica presentación, lo describió como un hombre rico con un "gran ego" que "quería hacer algo que él cree que cambiará el mundo".

He Jiankui, profesor asociado de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur en Shenzhen, China, desató una polémica científica y ética internacional cuando dijo que había utilizado una tecnología conocida como CRISPR-Cas9 para alterar los genes embrionarios de las niñas gemelas nacidas en noviembre.

Las autoridades chinas lo están investigando y mientras tanto han detenido este tipo de investigaciones. Jiankui podría enfrentarse a cargos de corrupción y soborno, delitos en los que se contempla la pena de muerte en China.

En los videos publicados en Internet y en la conferencia, el científico dijo que creía que su edición genética ayudaría a proteger a las niñas de la infección por el VIH, el virus que causa el SIDA.

Lovell-Badge, profesor y experto en genética del Instituto Francis Crick de Gran Bretaña, que dirigió el comité organizador de la Cumbre de Edición del Genoma Humano de noviembre en la Universidad de Hong Kong, dijo que era imposible saber qué había hecho realmente el Dr. Jiankui.

"Si es cierto (que editó los genomas de la manera que él dice) entonces es ciertamente posible que haya puesto en peligro la vida de los niños", dijo a periodistas en Londres.

"Nadie sabe lo que estas mutaciones harán”. Lovell-Badge dijo que originalmente lo invitó a la conferencia después de escuchar en círculos científicos que estaba "tramando algo".

Lovell-Badge esperaba que pedirle que interactuara con especialistas le animara a "controlar sus impulsos".

"Casi todo el mundo con el que habló le había dicho:'No lo hagas'", dijo. "Pero claramente era demasiado tarde”.

Lovell-Badge dijo que se enteró de sus afirmaciones en la víspera de la conferencia, y que tuvo una reunión de emergencia con él.

"Pensó que lo que estaba haciendo estaba bien, que era la siguiente gran cosa", dijo Lovell Badge. Pero no tenía "ninguna formación básica en biología" y los experimentos que dijo haber realizado "ignoraban todas las normas de cómo se lleva a cabo cualquier ensayo o experimento clínico".

"Ciertamente, hay que impedir que vuelva a hacer algo así", dijo.

Lovell-Badge dijo que no había sabido nada de él desde principios de diciembre, pero entendió que estaba en Shenzhen en un apartamento vigilado durante la investigación.

Las autoridades e instituciones chinas, así como cientos de científicos internacionales, lo han condenado y han dicho que cualquier aplicación de la edición de genes en embriones humanos con fines reproductivos es contraria a la ley y a la ética médica de China.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.