access_time 07:22
|
23 de noviembre de 2016
|
Editorial

Pocas Ganancias y más pérdidas

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/933/152/000933152.jpg

El debate sobre el Impuesto a las Ganancias y su dimensión confiscatoria de los salarios vuelve a poner en escena la escasez de recursos con que cuenta el Estado y el temor claro a no tener cómo cubrir una eventual caída en la recaudación.

Hasta hace años, la discusión parecía destinada a privilegiar a aquellos trabajadores de cargos jerárquicos del sector privado, cuyos salarios superaban ampliamente la media nacional.

Sin embargo, el atraso en la actualización del Mínimo no Imponible y la negativa rotunda a modificar las escalas porcentuales establecidas para los descuentos fue alcanzando a aquellos que nunca imaginaron verse afectados por este impuesto. Se trató de lógica matemática: sueldos que subieron casi al mismo ritmo que la inflación hicieron que en los bonos apareciera un ítem que hasta hace unos meses era desconocido. Y fue entonces cuando se produjo el defasaje. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.