access_time 14:37
|
7 de julio de 2006
|
Arbitraje - Final

Plena responsabilidad

Por primera vez en la historia, un argentino dirigirá una final del mundo: Horacio Elizondo es el elegido por la FIFA.

     El argentino Horacio Elizondo entró ayer en la historia del fútbol al convertirse en el primer árbitro que logra dirigir el partido inaugural y la final en un mismo Mundial. "Pensaba que el partido inaugural sería el partido de mi vida, pero ahora estoy increíblemente orgulloso y feliz, pero también sin palabras, porque no había soñado nunca con esto", dijo Elizondo al enterarse ayer de la decisión de la FIFA de elegirlo para dirigir el pleito Francia-Italia, el domingo. Elizondo, de 42 años, ya dirigió el partido inaugural entre Alemania y Costa Rica.


    Nunca un argentino había arbitrado la final de un Mundial. Será también la segunda vez en la historia que un árbitro dirige cinco veces en un mismo Mundial. Ya lo logró el mexicano Benito Archundia, y el domingo lo igualará Elizondo. Hasta Alemania 2006, su mejor recuerdo había sido arbitrar partidos de clasificación para el Mundial en Sudamérica, Concacaf, Europa y Asia. Elizondo sucede en el honor de dirigir la final al italiano Pierluigi Collina, que fue el juez en el triunfo de Brasil por 2-0 ante Alemania en Corea/Japón 2002.


    El último latinoamericano en una final mundialista fue el mexicano Edgardo Codesal, en Italia 90, y el último sudamericano fue el brasileño Romualdo Arppi Filho, en México 86, aunque Codesal haya nacido en Uruguay. La FIFA también decidió ayer que el partido por el tercer puesto, el sábado en Stuttgart, entre Portugal y Alemania, sea arbitrado por el japonés Toru Kamikawa. La designación de Elizondo postergó los sueños del alemán Markus Merk –que quería retirarse dirigiendo la final del Mundial– y del eslovaco Lubos Michel."Espero tener una invitación muy especial para el domingo", había dicho, días atrás, sin ocultar su esperanza, el alemán Merk.


    Elizondo recibió buenas críticas tras su actuación del 9 de junio pero, sobre todo, tras sus decisiones en el partido de cuartos de final entre Portugal e Inglaterra, cuando expulsó al inglés Wayne Rooney tras un pisotón a Ricardo Carvalho. "Nos basamos en el rendimiento, y no en la tradición", explicó el secretario general de la FIFA, Urs Linsi, sobre la decisión de optar por Elizondo. El argentino ya había dirigido Alemania 4-Costa Rica 2, Ghana 2-Rep. Checa 0, Suiza 2-Corea del Sur 0 y Portugal 0 (3)-Inglaterra 0 (1). 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.