access_time 12:00
|
27 de abril de 2007
|
|
SIETE PROCESADOS FUERON ABSUELTOS

Piden recompensa que ayude a resolver el crimen del Átomo

El doble crimen del Átomo de Lavalle, en el que una madre y su pequeña hija fueron asesinadas, fue uno de los hechos más conmocionantes de los últimos años

    El doble crimen del Átomo de Lavalle, en el que una madre y su pequeña hija fueron asesinadas, fue uno de los hechos más conmocionantes de los últimos años. Ocurrió el 20 de diciembre del 2003 y los siete acusados fueron absueltos por la Quinta Cámara del Crimen luego de dos años. Ahora que la causa está bajo la órbita del fiscal especial Luis Correa Llano y ante la detención de los presuntos homicidas de Laura Abonassar de Gil, la madre y abuela de las víctimas, Sara Rojas, pidió ayer que, tanto el magistrado como los funcionarios del Ministerio de Seguridad pongan una recompensa para dar con los autores del asesinato, ya que el caso quedó impune.

    “No hacen nada. Desde la fiscalía me dicen que yo tengo que incorporar pruebas. También me lo pide mi abogada. Nadie quiere hablar conmigo. ¿Por qué no ponen una recompensa de 80.000 pesos, como en el caso de la mujer en el departamente de Godoy Cruz?”, preguntó, indignada, Rojas, quien se presentó ayer en los tribunales provinciales para pedir justicia.

    Después del juicio oral y público realizado a principios de abril del año pasado, cuando los siete procesados por el ex juez de Instrucción Jorge Calle fueron absueltos por los jueces Rafael Escot, Gonzalo Guiñazú y Laura Gil de Chales, y ante la aparición de nuevos indicios, la Suprema Corte resolvió que la causa no debía archivarse. De todas maneras, las personas que recuperaron la libertad no podrán sentarse nuevamente en el banquillo de los acusados porque un imputado no puede ser juzgado dos veces por un mismo hecho.

    “Yo lo siento mucho por la señora que mataron en Godoy Cruz (Laura Abonassar). Es aberrante lo que está pasando. Pero yo quiero saber quiénes fueron los asesinos de mi hija y mi nieta”, subrayó Rojas. El doble crimen fue perpetrado con mucha alevosía. Pocos días antes de Navidad, delincuentes ingresaron al supermercado con la intención de robar la recaudación.Pero uno de los malvivientes apuntó y disparó una vez contra Silvia Amaya y su hijita de siete años, Daiana Torres.

    La bala atravesó la cabeza de la mujer e impactó en el pecho de la nena. Ambas murieron en el acto. Según las fuentes tribunalicias, la instrucción del expediente no fue contundente, “se cometieron muchos errores, principalmente el juez Jorge Calle”, explicaron. Los acusados, quienes finalmente recuperaron su libertad tras el debate, eran Cristian Romero (fue condenado días después por el crimen de Gastón Rasjido), Federico Salinas, Rubén Ortiz, Julio y Juan José Ramos,Roberto Barrera y Fernando Rivarola.

    “Cuando mataron a mi hija y mi nieta, el gobernador Julio Cobos se presentó en mi casa y afirmó que iba a hacer todo lo posible para esclarecer el caso. Esto no fue así. No lo vi más. Quiero que pongan la plata para que alguien pueda aportar más datos”, finalizó la mujer. Por último,Rojas sostuvo que irá al Ministerio de Seguridad con la intención de entrevistarse con el ministro Alfredo Cornejo para discutir el pago de una recompensa.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.