access_time 10:41
|
19 de noviembre de 2009
|
|
CALLE TIRASSO Y GODOY CRUZ, GUAYMALLÉN

Piden que el acusado de matar a dos hermanas vuelva a prisión

Cien personas evidenciaron su bronca por la libertad del imputado, quien las atropelló y huyó.

    Más de cien personas, entre familiares y amigos de Liliana (26) y Sandra (17) Tarqui, las hermanas que fallecieron tras ser atropelladas la madrugada del jueves pasado en El Bermejo, se congregaron ayer a la tarde en la esquina de Tirasso y Mathus Hoyos para marchar y exigir penas más duras para el acusado. La caminata de protesta fue hasta calle Godoy Cruz.

    “Quiero creer en la Justicia, pero si el culpable no está tras las rejas, no me van a dejar otra opción que hacer justicia por mano propia”, sostuvo, angustiado, Agustín Tarqui (53), padre de las víctimas, quien en el momento del accidente se encontraba trabajando en Neuquén junto a uno de sus hijos. El enojo de los familiares de las hermanas pasa, principalmente, por que el conductor del Fiat Uno rojo que las atropelló, Cristian Andrada (30), recuperó la libertad luego de pagar los 20.000 pesos de fianza que le había impuesto el fiscal Jorge Calle, quien lo imputó por homicidio doblemente agravado por la pluralidad de las víctimas y la conducción imprudente.

    A las 19 comenzaron a llegar poco a poco las personas a la esquina de Mathus Hoyos y Tirasso, lugar donde sucedió la tragedia que se cobró la vida de las dos mujeres. Luego, más de cien personas empezaron a marchar. El destino era la intersección de Tirasso y Godoy Cruz, en la denominada Bola de Lata, donde se quedaron protestando por la libertad de Andrada. Varios efectivos tuvieron que intervenir para organizar el tránsito, ya que este se vio afectado por la protesta. “Asesino, asesino”, gritaban las personas mientras sacudían carteles impresos con las fotos de las víctimas.

    También clamaban justicia y exigían que el gobernador, Celso Jaque, y el ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, se hicieran presentes para que les explicaran por qué el culpable “está tranquilo en su casa mientras acá hay una familia destrozada”. Por último, el padre de las chicas no descartó que en los próximos días lleven la protesta hasta la explanada de la Casa de Gobierno.

    EL CASO. Eran las 6.30 del jueves cuando Liliana y Sandra Tarqui se encontraban realizando ejercicios aeróbicos al costado de la calle Tirasso. En ese momento, un Fiat Uno las embistió, provocándoles la muerte en el acto. Luego, el conductor del rodado se dio a la fuga. Horas más tarde, personal policial lo encontró en su casa de El Algarrobal, adonde había escondido el vehículo. A los pocos días, Andrada recuperó la libertad.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.