access_time 08:37
|
7 de agosto de 2006
|
BOLIVIA

Piden plenos poderes para la Constituyente

Lo hizo el presidente Evo Morales durante el acto de apertura de la Constituyente, quien dijo que ?refundará? su país. El órgano elaborará una nueva carta magna

        El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió ayer plenos poderes, incluso “por encima” de él, para la Asamblea Constituyente, de la que saldrá una nueva carta magna con la que pretende “refundar” el país. “No estoy de acuerdo en que sea una Asamblea Constituyente derivada, esta Constituyente debe tener todos los poderes, por encima de Evo Morales, por encima del Congreso Nacional, por encima del poder judicial”, dijo el gobernante aimará tras la instalación del foro.


        “No estamos hablando de una simple reforma constitucional, estamos hablando de refundar Bolivia”, agregó el jefe de Estado, quien justificó esa postura al señalar que para modificar la actual Carta Magna no era necesaria esta asamblea, elegida en las urnas el 2 de julio. Morales presidió los actos de instalación de la Asamblea en la ciudad sureña de Sucre, capital oficial del país, aunque la sede de Gobierno está en La Paz.


         En la ceremonia, a la que asistieron miles de indígenas y campesinos, tomó posesión la directiva de la Asamblea Constituyente, encabezada por la dirigente campesina Silvia Lazarte. Lazarte y el vicepresidente primero Roberto Aguilar, ambos integrantes del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), fueron los primeros en jurar y lo hicieron con el puño izquierdo en alto, emulando el gesto del mandatario cuando fue investido el 22 de enero en La Paz.


PLAZA HISTÓRICA.


        El acto se celebró en la plaza principal de Sucre, frente a la Casa de la Libertad, donde se fundó Bolivia en 1825, y fue mucho menos multitudinario de lo que habían anunciado las autoridades, aparte de que no acudieron los cinco presidentes sudamericanos que, según Morales, iban a hacerlo. El mandatario señaló que con el inicio de las deliberaciones de los 255 constituyentes que conforman la Asamblea, de los que el MAS posee la mayoría (137), ha llegado “el gran día” para los pueblos originarios, expresión que repitió en varias lenguas indígenas.


       Hizo hincapié, una vez más, en la opresión sufrida por los indios en los 500 años transcurridos desde la conquista de América, pese a ser un grupo mayoritario. Sin embargo, Morales rechazó cualquier revanchismo.“Esta asamblea no es para subordinar a nadie, no es para someter a nadie”, dijo. “Sólo queremos igualdad, dignidad y libertad para todos los bolivianos, el movimiento indígena originario jamás ha sometido a nadie, aunque hemos sido sometidos”, agregó. Antes, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, dijo que el proceso de cambio personificado en el indígena

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.