En vivo: Diputados debate el proyecto de Presupuesto 2021
access_time 15:52
|
29 de diciembre de 2006
|
|
GOBIERNO VS. MAGISTRADOS

Pico en la pelea de Cobos con la Corte

El gobernador acusó a al alto tribunal de retener un fallo que permitiría elevar la causa de los jueces indexadores a la Corte nacional. Iría hoy, en persona, a tribunales para que se lo den

          El año termina en medio de un pico de intensidad en el conflicto de poderes que animan el Gobierno y el Poder Judicial. La rabia del gobernador Julio Cobos contra los miembros de la Corte provincial tronó ayer en la Casa de Gobierno, a pesar de que el mandatario estuvo en Buenos Aires. Por teléfono, Cobos hizo conocer su enfado con la Corte por la retención de un expediente vital para su pelea contra la indexación salarial. El gobernador prácticamente acusó al alto tribunal provincial de esconder un fallo para evitar que el Gobierno lleve el reclamo contra los magistrados indexadores a la Corte nacional.


           La sentencia pertenece al propio tribunal de conjueces de la Corte y fue publicada el 19 de diciembre. Pero 10 días después, la notificación del fallo y el expediente donde se argumentan las razones todavía no aterrizan en la Casa de Gobierno. Rabioso con la tardanza, Cobos amenazó con acudir hoy en persona a la Corte para que le entreguen el fallo demorado.


           Pero la Corte también tuvo sus motivos para quejarse y contraatacó al gobernador. Ayer, el Gobierno decidió entregarles a los empleados judiciales una partida de dos millones de pesos, que originalmente estaba destinada a los sueldos de los magistrados, lo que originó un comunicado de repudio de los supremos (ver aparte). FALLO. La sentencia que pide Cobos es, paradójicamente, una resolución en contra del Gobierno.


            El tribunal de conjueces de la Corte local firmó, semanas atrás, el rechazo al recurso extraordinario que mandó el Ejecutivo para que la causa de los magistrados indexadores viaje a Buenos Aires. Este fallo, sin embargo, le desató las manos al Gobierno. Cumplidas todas las etapas procesales en la Justicia provincial, ahora el Ejecutivo tiene la facultad de pedir la palabra de los supremos de la Nación para que definan la “cuestión de fondo” en la interminable pelea salarial con los jueces. El problema es que, hasta ahora, Cobos no pudo cumplir con su objetivo por una demora administrativa de la Corte que, para el Gobierno, refleja una vez más que la Justicia está jugando sucio.


        Aunque trató de no calentar el conflicto, el asesor de Gobierno, César Mosso Gianinni, confesó que la demora judicial afecta los planes del Ejecutivo. “Necesitamos la cédula y el expediente de los conjueces, ya que algunas fotocopias de ese fallo deben ser incorporadas a nuestro recurso de queja”, afirmó el abogado.


FERIA.


       En los últimos días, los abogados del Gobierno han cruzado varias veces el caminito que separa los edificios del Gobierno y el Poder Judicial, pero nunca consiguieron el fallo de los conjueces de la Corte. Esto alimentó la sospecha de que la Corte quiere dilatar el arribo a Buenos Aires de la causa de los jueces indexadores hasta después de la feria judicial, que arranca el próximo martes. Ayer, la suerte estaba echada. Ya no había esperanzas de que la Corte local mandara el fallo de sus conjueces.


       Además, en caso de que la sentencia llegara hoy, el asueto que ordenó la Corte Nacional para este viernes impediría que alguien recibiera el expediente en Buenos Aires. Más allá del explosivo reclamo de Cobos, la Asesoría de Gobierno había comenzado a contar los tiempos a partir de febrero. En los primeros días posteriores a la feria, se activaría en Mendoza el intento de jury contra el conjuez Cuervo. Mientras que, con suerte, antes de que termine el 2007 habría un fallo de fondo de la Corte Nacional sobre el caso de los jueces indexadores de nuestra provincia.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.