access_time 17:03
|
11 de junio de 2019
|

Pichetto, el peronista racional que pedía Cornejo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15443514950261%20IMG_1984.jpg

No debería sorprender al cornejismo la elección de Macri sobre su compañero de fórmula. Pero resta saber si finalmente es una jugada magistral que aporte el caudal de votos que le hace falta a Cambiemos.

Mientras avanzaba la negociación entre Sergio Massa y Alberto Fernández, Mauricio Macri sorprendió en la tarde de este martes al anunciar que el senador justicialista Miguel Ángel Pichetto será su socio político en la boleta electoral. Aunque no es una figura popular que le permita traccionar votos a Cambiemos, era el peronista racional que la UCR, con Alfredo Cornejo a la cabeza, venía demandando en la negociación para ampliar la alianza oficialista. 

Hace poco más de un mes atrás, Cornejo reclamaba al macrismo que abriera el juego porque estaba en juego el poder. Esto, incluso, antes del anuncio de la fórmula Fernández al cuadrado. En la visión de Cornejo, Cambiemos tenía que abrir los brazos a Alternativa Federal y a Roberto Lavagna. 

Sin embargo, el golpe de timón dado por Cristina con Alberto cambió el escenario y los radicales presionaron aún más a la Casa Rosada. Alternativa Federal se rompió antes de convertirse en una alternativa seria y sólida. Juan Manuel Urtubey, que coqueteó con Macri, descartó formar parte de su fórmula. Finalmente, el elegido fue el presidente del bloque del Senado.

"Nos parece una buena iniciativa convocar a las fuerzas de la oposición a un gran acuerdo nacional", manifestó Cornejo. Y en esa lista de peronistas racionales, republicanos, no populistas o antikirchneristas, el gobernador mendocino señaló una lista en la que se encontraba el ahora precandidato a vicpresidente: "En lo personal, incluso me encantaría que esto tuviese correlato electoral, es útil ampliar Cambiemos con otras fuerzas y otros dirigentes como Lavagna, Pichetto, Urtubey, Massa".

Es decir, el anuncio no debería sorprender a los radicales mendocinos porque es la apertura que venían demandando, aunque claro el tablero que buscaban conformar no es el que se está dando en lo concreto. Desde el Gobierno provincial, confirmaron que Macri le adelantó a Cornejo el anuncio de la fórmula en la noche de este lunes. Esta previsto que el gobernador mendocino viaje a Buenos Aires para seguir las reuniones con la Rosada ante el inminente cierre de frentes electorales.  

El anuncio de Macri le permitió recuperar la iniciativa política e impactó en igual medida, aunque no se desplaza del poder como lo hizo Cristina en su momento. En contexto hay que interpretarlo de esta manera: el anuncio fue realizado al mismo tiempo en el que Sergio Massa indicaba que daría detalles de su regreso al kirchnerismo. Es decir, Macri reaccionó y salió a ganar la agenda.  

Entre las primeras reacciones negativas entre los votantes más rancios del macrismo sobre el anuncio de la fórmula, hay dos: por un lado, que Pichetto es peronista y de hecho fue el jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, todo aquello que Macri ha cuestionado. Por el otro, que es una figura que no le aportará votos. 

Sobre esto último, hay lecturas que arriesgan que Pichetto es un guiño a la derecha que está a la derecha de Macri, un elector desencanto con el macrismo porque no ajustó más durante estos cuatro años. La otra es que detrás del senador rionegrino está el cordobés Juan Schiaretti. No es menor, puesto que Córdoba, hace 4 años, le garantizó el triunfo a Macri. 

Ahora, resta saber si la decisión de Macri -que dejó en el camino a dos soldadas propias, Patricia Bullrich y Carolina Stanley, y a dos radicales, Laura Montero y Pamela Verasay- fue precisamente una "jugada magistral".  

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.