access_time 11:08
|
4 de agosto de 2006
|
CASO CONMOCIONANTE

Perpetua para abuelo violador y asesino

La condena recayó sobre un hombre que abusaba de la nieta de su pareja. La menor quedó embarazada y se le indujo el parto. Al bebé lo mataron

          Concluyó ayer la escabrosa historia que conmocionó a la comunidad mendocina el año pasado, la que involucraba a un degenerado de 40 años que, tras violar en reiteradas oportunidades a la nieta de su concubina, mató al bebé que la joven tuvo como producto de los abusos. El acusado de cometer estas aberraciones, Domingo Fabián Almirón, fue detenido en la provincia de Buenos Aires en enero y condenado ayer por la Sexta Cámara del Crimen a prisión perpetua. LOS ABUSOS. Los hechos salieron a la luz en abril del año pasado, cuando una jovencita, que por ese entonces tenía 15 años, ingresó al Hospital Lagomaggiore con signos de haber sufrido un aborto.


        Además de esto, los vecinos de los involucrados en la trama, de la localidad maipucina de Fray Luis Beltrán, se habían manifestado públicamente haciéndole saber a la policía lo que sucedía e indicando que este sujeto abusaba de la nieta de su pareja desde que la niña tenía 12 años, entre el 2003 y el 2004.


           De esta manera, y tras realizarle estudios médicos a los que se les sumó la posterior declaración de la joven violada, se determinó que el aborto no había sido espontáneo, sino que el depravado había obligado a la pequeña a que diera a luz al bebé para, finalmente, matarlo y enterrarlo. Con todas estas pruebas sobre la mesa, la jueza del Noveno Juzgado de Instrucción, María Alejandra Mauricio, dictó la orden de captura contra Domingo Almirón.


LA DETENCIÓN.


       Cuando el caso salió a la luz, el abusador decidió dejar la provincia para no ser apresado. Así fue como los pesquisas policiales comenzaron a buscarlo por varios puntos del país, pero centrando más sus esfuerzos en el Chaco, de donde era oriundo. Sin embargo, contra todo pronóstico, Almirón fue arrestado en la provincia de Buenos Aires, más precisamente, en la localidad de Los Hornos. El depravado fue denunciado ante las autoridades bonaerenses por su pareja en ese momento, quien lo acusó ante la policía porque la golpeaba y, además, agregó que su concubino era buscado por la Justicia del interior del país.


         Estos datos fueron determinantes para que este hombre de 40 años finalmente pudiera ser aprehendido el 6 de enero, cuando trabajaba como cartonero y utilizaba el nombre de su hermano para no ser identificado.


LA  CONDENA.


         Ayer a la mañana llegó a su fin el debate que se llevaba a cabo en la Sexta Cámara del Crimen, la que juzgó a Almirón y le dictó la máxima condena contemplada por el Código Penal. El tribunal, compuesto por Alejandro Luis Gulle,María Liliana de Paolis de Aymerich y Alejandro Brizuela, sentenció a prisión perpetua a Domingo Fabián Almirón. Sobre este hombre pesan los cargos de autor responsable de los delitos de abuso sexual agravado reiterado en número indeterminado, en concurso real, con homicidio agravado por alevosía.


        Quien seguirá siendo investigada por la Justicia es la abuela de la menor, Juana Noemí Domínguez Varela, quien era pareja de Almirón. Esta mujer habría jugado un rol fundamental en la desprotección de la chica abusada y en encubrir a Almirón.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.