access_time 18:14
|
27 de septiembre de 2006
|
|
INTERNADO EN EL HOSPITAL MILITAR

Perdió dos dedos en una explosión

Un subcomisario especializado en armamento estaba desactivando pirotecnia y le estalló en la mano una carga explosiva.

    Un policía, especializado en explosivos, sufrió un accidente ayer a la mañana, en momentos en que estaba desactivando pirotecnia y, como resultado de este siniestro, el efectivo perdió los dedos índice y pulgar de la mano izquierda. Este hecho sucedió a las 9.30, en una ripiera ubicada en el piedemonte de Godoy Cruz, donde se encuentra el Centro de Adiestramiento Táctico Policial (Catacpol). La víctima fue identificada como el subcomisario Fabián Sergio Moyano, de 40 años.

    El oficial se encuentra internado en el pabellón 1 del Hospital Militar, donde fue operado, aunque su estado de salud no reviste gravedad.Dos policías más que estaban junto a Moyano, el oficial Carlos Arias y el cabo Hugo Barros, resultaron con lesiones de poca gravedad y fueron atendidos por las escoriaciones sufridas.

    Lo sucedido ayer a Moyano fue el prólogo de lo que se había programado oficialmente como la destrucción de 200 kilos de pirotecnia, la que había sido incautada por el Registro Provincial de Armas durante el pasado fin de año. A las 10 de ayer se iba a realizar en Catacpol un acto del Ministerio de Seguridad, pero la eventualidad de lo sucedido a Moyano hizo que se suspendiera.

    Según los testigos que estuvieron en el momento del hecho,Moyano, quien es un perito acreditado en el tema explosivo, estaba en la etapa de desarmar las piezas pirotécnicas, cuando uno de estos explosivos estalló. La maniobra que realizaba el subcomisario, quien presta servicio en la Dirección de Inteligencia Criminal, era sacar la carga explosiva de un cohete de unos 40 centímetros de alto, que tenía en su base plástica una torta de conos con pólvora.

    La carga explosiva, que tiene el tamaño de un pequeño huevo, fue el elemento que se detonó en momentos en que era sostenido por el policía con la mano izquierda. Aunque pareciera una ironía del destino, este perito en explosivo habría agarrado la carga explosiva sólo con dos dedos, como establecen los procedimientos de desactivación de estos peligrosos elementos. “El porqué de asir un explosivo con dos dedos de una mano es por si hay una falencia y la maniobra sale mal.

    Es mejor perder dos dedos de una mano, que los cinco y la mano entera”, confesó un policía que estaba junto a Moyano cuando ocurrió el accidente. Los mismos compañeros de Moyano fueron quienes trasladaron al efectivo accidentado hasta el Hospital El Carmen. En el camino a la guardia de emergencias, el subcomisario se había hecho un torniquete en la mano izquierda. Luego de ser compensado hemodinámicamente, debido a la gran hemorragia, Moyano fue derivado hasta el Hospital Militar.

    Entre las hipótesis que se investigan en relación a por qué explotó la carga explosiva de una pieza de pirotecnia de gran poder, personal especializado en estos temas, quienes pidieron no ser identificados, comentaron que la mala conservación puede ser uno de los factores. Pero estas fuentes, a la vez, indicaron que este tipo de eventualidades, lamentablemente, pueden ocurrir cuando se manejan explosivos y que el accidente podría haber sido más grave, si Moyano no actuaba con pericia.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.