access_time 12:30
|
25 de agosto de 2006
|
|

TIROS Y PUÑALADAS EN UN BURDEL

Penitenciario herido en un sauna

Un ex interno de la Penitenciaría reconoció a un guardiacárcel dentro de un prostíbulo céntrico y, tras recriminarle algunas actitudes, lo apuñaló. Para defenderse, el guardia le disparó en la pierna.

    Gritos, discusiones, insultos, golpes, un hombre herido de arma blanca y otro con un balazo en la pierna derecha fueron el resultado de un violento encontronazo, que tuvo lugar en el interior de un sauna céntrico, entre un agente penitenciario y un ex preso. Los protagonistas de este extraño episodio fueron identificados como Ariel Gustavo Pelayes, de 43 años, quien se desempeña como guardia dentro de la Penitenciaría local, y Martín Eduardo Ramírez, de 27, que hasta hace poco tiempo estuvo alojado dentro de la misma cárcel.

ASUNTOS DEL PASADO. Según la información oficial, el hecho se habría desencadenado entre las 3 y las 3.30 de la madrugada de ayer, en una casa ubicada en la calle Salta 3140 de Ciudad, donde funciona un prostíbulo. En ese lugar se encontraba Pelayes, quien vestía ropas de civil, tomando unos tragos junto a un amigo, cuando fue sorprendido por otros tres sujetos y una mujer. Uno de ellos, que luego se supo que fue Ramírez, lo reconoció por su actividad, y al parecer le recriminó viejos rencores que habrían nacido entre pasillos y celdas de la Casa de Piedra, por lo que le asestó varias puñaladas con un cuchillo de tipo Tramontina.

    Para defenderse de la agresión, Pelayes extrajo su arma reglamentaria y le disparó en la pierna a su atacante, quien, lejos de amedrentarse, le quitó la pistola y huyó del sauna junto a sus cómplices, a bordo de un taxi. Alertados de la situación de descontrol dentro de la propiedad, se hicieron presentes en el lugar un grupo de uniformados y una ambulancia del SEC, que trasladó a Pelayes hasta el Hospital del Carmen, donde comprobaron la presencia de tres heridas de arma blanca en la espalda y otras dos en el muslo derecho.

    Además, dentro del burdel los agentes policiales secuestraron el cuchillo con el que habían atacado al penitenciario. Por su parte, la policía montó un importante operativo para dar con los violentos, hasta que finalmente pudieron detener a dos de ellos en el interior de la villa conocida como Fuerte Apache, que se encuentra en el barrio San Martín. Uno de los arrestados tenía un balazo en la pierna derecha con orificio de entrada y salida, por lo que los efectivos comprobaron que se trataba de la persona que buscaban:Martín Ramírez.

    Así fue como lo trasladaron hasta el Hospital Central para que recibiera la atención médica correspondiente. Cuando los médicos le dieron el alta, fue llevado hasta la Oficina Fiscal de la Comisaría Tercera, donde quedó detenido. El arma que le quitaron al penitenciario no pudo ser hallada por los efectivos policiales.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.