access_time 14:16
|
17 de agosto de 2006
|
PERSONAJES

Penélope, la nueva musa de Almodóvar

La actriz regresa hoy a la pantalla grande con Volver, el nuevo filme del español.

    Penélope Cruz, la morocha que conquistó el corazón de la mayoría de los hombres, sigue siendo una figura con peso y reconocimiento en el mundo artístico. Desde hoy, los amantes del séptimo arte tendrán la posibilidad de disfrutar de su belleza pues llega a las salas nacionales con el filme Volver, dirigida por el magistral Pedro Almodóvar y que la tiene como una de las principales protagonistas junto a Carmen Maura.

    La actriz española se ha convertido en una verdadera estrella tras su brillante e intachable profesionalismo, lo que la ha llevado a transformarse en uno de los íconos del cine hispano en Hollywood. No es la primera vez que la morocha elige como director a Almodóvar, con quien ya ha trabajado en cintas como Todo sobre mi madre y Carne trémula. Penélope Cruz ha declarado a la prensa que ya está deseando volver a trabajar con su compatriota Pedro y confesó que ha hablado con el director manchego sobre la posibilidad de hacer un nuevo proyecto juntos.

   “Me ha contado dos historias que me encantan, porque siempre escribe más de una a la vez y, encima, se le ocurren cosas nuevas”, afirmó en la presentación en España de su próxima película, Bandidas, que protagoniza junto a la mexicana Salma Hayek y que aún no tiene fecha de estreno en nuestro país.

ADMIRACIÓN PROFUNDA. Luego de varios intentos por levantar cabeza y de mediáticos romances con dos de los hombres más deseados de la farándula (Tom Cruise y Matthew McConaughey), el bueno de Pedro la rescató con la idea de recuperar terreno perdido. Así le reservó el protagónico de Volver, filme en el que interpreta a Raimunda, una madre que se enfrenta a los desafíos de su hija (Yohana Cobo) y al recuerdo tangible de su madre (Carmen Maura), fallecida en un incendio.

   “Estoy muy agradecida por las oportunidades que me brindan en Estados Unidos y entiendo que los personajes que hago allí, o que hice hasta ahora, no requieren demasiado trabajo desde el punto de vista emocional”, comentó Cruz y añadió: “Pedro ocupa un espacio en mi vida que no puede ser llenado, y nunca será llenado por nadie. Lo adoro”. “Tuve mucha suerte, trabajé con grandes directores y con muchos de ellos quedó una relación de estrecha amistad. Pero con Pedro tengo algo que es como un vínculo familiar, o más que eso”, manifestó orgullosa. “Mi papel protagónico en Volver fue el proceso creativo más largo de mi carrera y el que mayor placer me ha generado”, recalcó la artista.

UN POCO DE RESPIRO. Luego de haber vivido un agitado año actoral, la actriz expresó la necesidad de poner un freno a su carrera artística. “Busco tener más disciplina a la hora de decir que no y tomarme más tiempo para mí, para hacer una cosa cada vez y no intentar hacer cuatro a la vez como lo he hecho siempre”.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.