River recibe a Argentinos en el Monumental
access_time 11:23
|
30 de octubre de 2009
|
|
JUEZA AGRESORA

Parrilli: "No fue más que un desborde emocional del que me avergüenzo"

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/021/978/000021978-200909jueza.jpg

La magistrada expresó su sorpresa por la decisión del Consejo de la Magistratura porteño de iniciarle juicio político; luego de un extenso silencio, dijo a lanacion.com que sufrió "un acoso inusual de los medios"; cómo piensa y cómo ve su futuro la jueza que agredió a dos empleadas porteñas.

Desde aquel día en que la guardia periodística la interceptó en la puerta de su casa, cuando se conoció públicamente la filmación que la comprometió, Rosa Elsa Parrilli se llamó al silencio.

Según explicó, lo hizo por recomendación de sus abogados que le aconsejaron limitar sus declaraciones a la Justicia. Días después de conocer la decisión del Consejo de la Magistratura de enviar su expediente a juicio político, la jueza accedió a contestar algunas preguntas a lanacion.com, con la condición de hacerlo por escrito.

El tono de sus respuestas distó mucho del que registró la cámara de seguridad aquel 15 de septiembre en la playa de infractores del Obelisco cuando, al buscar su auto secuestrado por una infracción, amenazó a dos empleadas con llevarlas presas, las llamó "tontitas" y aludió a su condición de "morochas".

Su exabrupto le valió, además del juicio político por mal desempeño, un proceso penal por amenazas y discriminación, que fue suspendido a cambio de tareas comunitarias por el juez Norberto Circo.

En el descargo presentado al fiscal de esa causa, la jueza había alegado "una crisis personal y de salud", por la cual estaba medicada, que "hizo eclosión en la desagradable situación" ocurrida en las oficinas de tránsito.

Más calma y, según indicó, con una evolución favorable de su estado de salud, la jueza asegura que aunque se avergüenza de su desborde, su trayectoria como jueza nunca había sido cuestionada.

- ¿Cómo se siente frente al grado de repercusión que alcanzó su caso?

- Sentí un acoso inusual de los medios. Me sentí humillada y perpleja, pues mostraron un hecho horrible y circunstancial, y me petrificaron en una foto desconociendo la historia de mi vida como persona y como profesional. Un acto que considero indecoroso fue transformado hasta el cansancio, como si hubiera cometido un delito aberrante cuando no fue más que un desborde emocional, del que me avergüenzo, provocado por múltiples causas. No obstante, frente al acoso, que fue desmesurado, jamás respondí con ningún desborde anímico, y esto nunca fue registrado por ningún medio. Repito, este episodio circunstancial no evidenció jamás mi trayectoria de vida.

- ¿Cómo recibió la decisión del Consejo de la Magistratura de iniciar el juicio político por mal desempeño? ¿Piensa que va a prosperar?
 
- La decisión me sorprendió, pues el Consejo tiene un reglamento interno cuyo objeto es sancionar inconductas de los magistrados. La causal de "mal desempeño" debe darse en el ejercicio de las funciones y no es este el caso. En consonancia con el planteo de mis abogados, dos de los consejeros entendieron que lo que correspondía era un proceso sancionatorio y no el juicio político. Abrir esta causal hacia inconductas privadas es crear en forma pretoriana una causa de juzgamiento no prevista en la Constitución de la ciudad ni en la Constitución Nacional.

- ¿Siempre se actúa con esta celeridad en los procesos penales y en el Consejo de la Magistratura?

- No me llama la atención la velocidad con la que se trató la causa penal ya que se eligió como modelo de procedimiento penal de la Ciudad de Buenos Aires un sistema ágil e informal. En cuanto a la agilidad del procedimiento ante el Consejo de la Magistratura, la Constitución, las leyes y los reglamentos, también prevén un procedimiento ágil como se aplicó, que no puede superar los sesenta días desde la denuncia.

- En caso de que el juicio político sea rechazado, ¿Cree que va a poder continuar su labor como jueza sin inconvenientes? ¿Pensó en renunciar a su cargo como jueza?

- Hasta el momento nunca fui cuestionada en mi labor como jueza. Estoy hablando de mis resoluciones y sentencias, y de mi relación con pares, funcionarios y empleados. Más allá del lamentable episodio, mi trayectoria en la Justicia da cuenta de que estoy capacitada para la función por la cual fui designada por concurso.

- ¿Por qué no había pedido licencia con anterioridad si estaba pasando por una situación delicada?

- No pedí licencia con anterioridad porque jamás pensé que pudiera sucederme un episodio así. Respecto a mi salud, los médicos me señalan que estoy en un episodio post traumático que evoluciona satisfactoriamente.

- ¿En qué términos se dio el encuentro con las dos empleadas cuando les pidió disculpas?

- Le pedí personalmente disculpas a la señorita Rocío Gómez el día 30 de septiembre, y le escribí una carta a Itatí Albe, quien no se encontraba en el lugar. Las dispensas se las extendí a sus familiares y la señorita Gómez salió de su lugar y nos despedimos ambas amablemente con un beso.

- ¿Por qué prefirió no hacer su descargo personal ante los medios y por qué eligió un medio escrito para responder?

- Aquí seguí los consejos de mis abogados, quienes entendieron que yo debía guardarme al silencio, al menos de manera inmediata a los hechos. No obstante ello, me presenté a todas las citaciones que se me cursaron desde los órganos competentes para juzgar mi acción.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.