access_time 02:52
|
12 de junio de 2007
|
|
FARÁNDULA INTERNACIONAL

Paris Hilton no quiere hacerse más la tonta

La heredera de la cadena hotelera le contó a una periodista amiga de su madre cómo se siente en prisión, donde debe cumplir una condena de 45 días.

    Paris Hilton, una de las herederas del imperio hotelero que lleva su apellido y rostro habitual de las revistas del corazón estadounidenses, reconoce que “antes hacía de tonta” pero que ahora quiere cambiar y ser diferente. La joven de 26 años se encuentra en prisión cumpliendo una sentencia de 45 días que se le impuso por violar la libertad provisional y conducir bajo los efectos del alcohol en setiembre del 2006. Hilton llamó el domingo por teléfono a la veterana periodista estadounidense Bárbara Walters, íntima amiga de su madre, Kathy Hilton, para contarle cómo se sentía tras reingresar en prisión –después de menos de 24 horas con arresto domiciliario–, por orden del sheriff de Los Ángeles.

    En declaraciones realizadas hoy en su programa The view, de la cadena estadounidense de televisión ABC, Walters indicó que, durante la llamada, la joven heredera “sonaba cansada pero consciente de lo que decía”. De acuerdo con Walters, Hilton siente que la cárcel ha afectado significativamente su actitud y su percepción de las cosas. “Me siento una persona completamente diferente. Antes hacía de tonta, pero ya no está bien.Ahora me gustaría ser diferente. Dios me ha dado esta nueva oportunidad”, declaró la joven, según la periodista, quien agregó que, desde que está en prisión, Paris no se ha mirado al espejo.

    Walters explicó, además, que Hilton está leyendo libros de autoayuda y que es consciente de que tiene un poder “que puede usar para cosas diferentes”. En este sentido, indicó que la heredera de la cadena hotelera desea aplicar su nuevo aprendizaje en realizar esfuerzos para obras benéficas, entre las que figura un centro de recuperación para niños enfermos. En un mar de lágrimas y al grito de “¡mamá!”, Hilton ingresó el viernes, por segunda vez en una semana, en un centro penitenciario de Los Ángeles.

    La joven volvía a la cárcel tras pasar una noche en su residencia, adonde el sheriff del condado, Lee Baca, decidió que podía trasladarse para cumplir su condena en arresto domiciliario con una pulsera tobillera electrónica que controlaría sus movimientos. Baca tomó esta decisión luego de consultar con médicos y abogados sobre una dolencia sin determinar que sufría la joven y que, según los medios de comunicación, se debía a una crisis nerviosa. Pero el juez Michael Sauer anuló esa decisión y decretó su reingreso en prisión. El magistrado argumentó que el problema de salud de Hilton podía ser tratado en la cárcel.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.