access_time 11:36
|
26 de junio de 2007
|
|
PERSONAJES

Paris Hilton, la rubia ilegal

La cantante y nieta del magnate hotelero saldrá hoy de prisión. La guerra mediática por obtener las primeras declaraciones, los proyectos de la blonda y su experiencia tras las rejas.

    La reclusa más célebre de Estados Unidos y heredera de uno de los mayores imperios hoteleros está a punto de salir de prisión. Paris Hilton –si ningún contratiempo se interpone en el camino– recuperaría su libertad hoy, luego de una pena que no se cumplió en su plenitud –la cantante debería haber cumplido 45 días tras las rejas pero sólo permaneció 25–. El hecho no sólo será significativo para este polémico personaje y su entorno afectivo, sino también para la prensa internacional, que se prepara para volver a la acción, tras un breve paréntesis en los titulares, después de su liberación anticipada y la dramática vuelta tras los barrotes el 8 de junio.
    Antes de la salida de la blonda, las noticias proliferaron y muchas fueron las versiones que circularon con respecto a la vida de la joven de 26 años. Desde la pelea por quién obtendrá la primera entrevista de la artista –protagonizada hasta ayer por las cadenas televisivas ABC, NBC y CNN–, hasta las declaraciones de sus allegados y los proyectos que Hilton encarará una vez recuperada la libertad –entre los que se incluye una tapa en Playboy–, muchos fueron y son los rumores que aportan color al circo periodístico que gira en torno a ella, una de las figuras más mediáticas del momento.
LA GUERRA QUE SUSCITÓ HILTON. Las principales cadenas de Estado Unidos fueron protagonistas, por estos días, de una guerra librada para ver quién conseguía las primeras declaraciones de Paris, la que aparentemente habría consagrado como victorioso al programa de la CNN Larry King live, que presentaría mañana una entrevista exclusiva con la modelo y cantante. La decisión se conoció después de que dos grandes empresas de comunicación, como la NBC y la ABC, renunciaron a entrevistarla en medio de reportes y posteriores desmentidos de que iban a pagar por la entrevista.
    Sin embargo, lo cierto es que ninguna de las tres cadenas logrará la primicia, ya que el jueves, Paris conversó telefónicamente desde la cárcel con Ryan Seacrest para E! Entertainment, la misma para la que Hilton trabajaba con su programa de televisión The simple life. “No puedo esperar a ver a mi familia, a comer una buena comida, a dormir en mi propia cama y a apreciar todas esas cosas que daba por sentadas”, confesó la heredera. La entrevista de diez minutos está colgada en la página web de esa emisora de televisión. A la guerra mediática se suma un hecho de significativa importancia para la trayectoria de esa artista.
    El millonario inquilino de la mansión Playboy, Hugh Hefner, espera ansioso la salida de Paris Hilton de prisión para hacerle una oferta. Hefner ha asegurado que le encantaría que la heredera posara para la revista cuando esté fuera de prisión, aunque cree que Kathy, la madre de la veinteañera, no lo permitirá. “Francamente, creo que el problema es mamá. Mamá no quiere que ella pose”, declaró Hefner a la prensa internacional y adelantó: “Igual, la oferta será permanente”. Más allá de lo que esa despampanante rubia pueda decir una vez lejos de la prisión de Lynwood, lo que sus seres queridos esperan es que no vuelva a cometer ilícitos, porque, con su prontuario, no sería sorpresivo que volviese a infringir la ley, hecho que dejaría sin efecto su promesa de llevar una nueva vida a partir de su liberación.
LA PROMESA DE UNA NUEVA VIDA. Paris mantuvo un diálogo telefónico con el presentador de American idol, Ryan Seacrest, días antes de quedar en libertad. Allí, la joven declaró que su paso por la cárcel fue horrible y realmente duro pero añadió que está lista para comenzar un nuevo capítulo en su vida, como una mujer renovada. Manifestó, además, que se siente realmente orgullosa de sí misma por cumplir la sentencia e, incluso, admitió que hay un aspecto positivo en su estancia detrás de rejas.
     “En cierta forma, estoy realmente feliz de que eso haya pasado, porque me cambió la vida para siempre”, reflexionó y explicó: “Estoy mucho más agradecida por todo lo que tengo, incluso, el sólo hecho de tener una almohada por la noche o comida o cualquier cosa”. En la ocasión, Hilton reveló que sufrió graves cuadros de claustrofobia durante sus primeros días en la cárcel. “Soy claustrofóbica y mi celda es realmente pequeña. Es duro. No hay nada que hacer, más que básicamente estar sentada. Me volví un poco loca al principio. Me estoy acostumbrando ahora”, relató antes de recuperar su libertad.
 UNA CHICA CON PROBLEMAS LEGALES. Pese a sus escasos 26 años, la joven Hilton ha sido partícipe de una vida llena de sobresaltos y escándalos mediáticos que, en más de una oportunidad, la han vinculado con las drogas y el alcohol, adicciones que el entorno de la blonda asocia a sus malas juntas, entre las que figuran las polémicas Britney Spears y Lindsay Lohan. El escándalo que determinó el encarcelamiento de Hilton comenzó en setiembre del 2006, cuando la cantante fue arrestada por conducir bajo influencia del alcohol. La licencia de conducir de Hilton fue suspendida posteriormente en noviembre del 2006 y en enero del 2007, lo cual le valió la libertad condicional de 36 meses y multas de cerca de 1.500 dólares.
    El 27 de febrero del 2007, Paris fue nuevamente detenida por exceder el límite de velocidad permitido y portar una licencia suspendida. Por ese hecho, por su reincidencia en el delito y por violación de la libertad condicional, el 4 de mayo del 2007 fue condenada por el juez Michael Sauer a 45 días en prisión.
    Así, el 3 de junio del 2007, después de asistir a los Premios MTV, la rubia se entregó en la cárcel central correccional de Las Torres Gemelas en el centro de Los Ángeles, desde donde fue transferida a una sección especial reservada para oficiales de policía, políticos, celebridades y otros internos de alto perfil dentro de la cárcel femenina, en Lynwood. Allí, se convirtió en la presidiaria número 9818783, con el privilegio de cumplir solamente 23 de los 45 días de su sentencia.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.