access_time 00:44
|
6 de junio de 2007
|
|
FINANCIAMIENTO

Para Miceli, el crecimiento se está dando con inclusión

La ministra de Economía sostuvo que el proceso de crecimiento en Argentina, por primera vez en la historia, se hace realidad junto a la disminución de la pobreza y el desempleo.

    La ministra de Economía, Felisa Miceli, reclamó ayer financiamiento a mediano y largo plazo en pesos y a tasa fija para impulsar las inversiones necesarias para consolidar el crecimiento. Miceli disertó en el Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) y señaló que, en la actualidad, “el financiamiento a largo plazo es en moneda extrajera” y que cuando los créditos son en pesos se consiguen a tasa variable y a corto plazo. La funcionaria del Palacio de Hacienda señaló que Argentina tuvo en los últimas tres décadas una crisis financiera cada diez años, por lo que “si logramos pasar el 2010 sin una nueva crisis financiera, la confianza y la credibilidad habrán dado un gran paso”.

    La ministra destacó: “El sistema financiero es vital para el crecimiento, porque no existe experiencia exitosa que muestre crecimiento sin financiación a mediano y largo plazo”. “Para que Argentina siga creciendo tenemos que dar ese paso: pasar del corto al mediano plazo”, puntualizó la funcionaria quien, sin embargo, reconoció que en el país existe descalce. Al respecto, Miceli indicó: “El financiamiento que se consigue a largo plazo es en moneda extranjera porque nadie asume el riesgo de moneda” y agregó: “El que se consigue a largo plazo y en moneda local es a tasa variable, por lo que hay un descalce entre la necesidad del inversor de la tasa variable y la necesidad del tomador de crédito a tasa fija”.

    “También hay un descalce de plazo: los recursos que consiguen los bancos son a corto plazo, mientras que los que se necesitan para financiar la inversión productiva son a mediano y largo plazo, es decir, de seis años para adelante”, expresó Miceli. Por otra parte, la ministra subrayó: “Por primera vez en la historia económica argentina, se está dando un crecimiento con inclusión social, es decir, con caída de las tasas de desempleo, pobreza e indigencia, sumado al superávit fiscal y de cuenta corriente de la balanza de pagos”.

    También destacó que “no hay causas objetivas para aumentar los precios, salvo en el caso de los productos que requieren insumos importados”. La funcionaria reiteró las diferencias entre las experiencias económicas actual y las de las décadas de los 80 y 90 y señaló que “la confianza la destruye un país y no la reconstruye un gobierno, sino un país”. “La confianza se destruye en un minuto y se construye en años y no se gana con palabras, sino con hechos”, destacó.

    Al ser consultada por el nivel del gasto público, la ministra le respondió a los ejecutivos de finanzas: “¿Qué parte del gasto bajarían ustedes: los salarios docentes, las jubilaciones, el presupuesto en educación o las inversiones públicas, como por ejemplo, las que se realizan en energía?”. “Si ustedes creen que hay alguna obra pública que creen que se necesita parar, díganmelo”, enfatizó Miceli. Luego de señalar que sostener un tipo de cambio competitivo es un eje claro del modelo, Miceli subrayó: “Argentina es un país que tiene grandes posibilidades de tener en el futuro un índice de desempleo de tres a cuatro por ciento, como los países considerados con pleno empleo”.

TEMAS:

Varios

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.