access_time 21:17
|
14 de marzo de 2019
|
Educación

Aprender: para docentes, los resultados difieren de lo vivido en el aula

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15525882054523110171553574e7610a5e575e97ab1b8.jpg

Este jueves, el presidente Mauricio Macri dio a conocer los datos nacionales del Operativo 2018. Los mismos arrojaron que los estudiantes mejoraron en Lengua, no así en Matemática. Los educadores locales reflejaron cuál es la realidad que se vive en las escuelas mendocinas.

Hace cinco meses, cerca de 32 mil alumnos mendocinos de 1.482 cursos de 6º grado rindieron las Prueba Aprender. Este jueves el presidente de la Nación dio a conocer los resultados y, de acuerdo a lo informado por las autoridades de la Dirección General de Escuelas, los datos locales no difieren de los nacionales, en los que hubo mejoras en Lengua, no así en Matemática.

Celia Chaab, Directora de Evaluación de la Calidad Educativa, aseguró en diálogo con El Sol que los resultados aún no han sido desmenuzados por provincia. Sin embargo, Mendoza se sigue manteniendo por arriba de la media nacional en Lengua alcanzando un nivel satisfactorio de 75.9% respecto al 75.3% que se logró a nivel país.

En Matemática la situación no fue similar, en Mendoza hubo un nivel satisfactorio de 56.8% respecto al 57.4% a nivel nacional. “La explicación de la baja está vinculada con que en el examen se enfocó en la resolución de problemas, área que deberemos trabajar con mayor detenimiento a lo largo de este año”, comentó Chaab.

Además, se supo que en todas las regiones del país se redujo la dispersión entre los estudiantes que se ubican en los niveles más altos y aquellos que están en los más bajos",

Mendoza no quedó ajena a esa realidad, de hecho, en las llamadas escuelas Faro, aquellas que se encuentran en contextos vulnerables, hubo un mejoramiento del 6% con respecto a los resultados del 2016.

En total se sometieron a la evaluación 847 escuelas mendocinas, 140 pertenecientes a la gestión privada y 707 a la estatal. El operativo se inició en el 2016 y sólo fueron evaluados alumnos de 6º grado, este año, será el turno de estudiantes de 4º y 5º año del Secundario.

Realidad del Aprender vs Realidad en las aulas

Frente a este panorama docentes del Nivel Inicial aseguraron que los resultados de estas evaluaciones difieren mucho a la realidad que se viven en las aulas.

“Obviamente que los exámenes arrojarán excelentes calificaciones y mucho tiene que ver con el modo en el que hoy trabajamos los docentes. La bajada de línea que hoy plantea el gobierno escolar es aprobar al alumno como sea, nivelar las notas para arriba y brindarles todas las alternativas posibles para que logre buenos resultados”, manifestó una maestra de 1er grado que prefirió preservar su identidad.

La docente aseguró que bajo esos lineamientos hoy se está trabajando en las aulas, de modo que los resultados logrados son chicos que no saben leer ni escribir, mucho menos, sacar una cuenta.

Cristian, otro docente consultado, manifestó una idea similar refiriendo, además, que los chicos hoy difícilmente repitan de año. “Nos obligan a otorgarles todas las chances posibles antes de llegar a esa situación, hoy es casi imposible aplazar a un alumno sin una justificación o fundamentación”, expresó.

El educador también reprochó el régimen impuesto por la DGE manifestando que se está formando a chicos sin educación. Hay estudiantes que, pese a las ayuditas, a las chances, no logran sus objetivos.

“A este Gobierno le interesa más la cantidad que la calidad, es decir, mientras más chicos pasen de año y permanezcan en las aulas, mejor, no importa el modo, lo importante acá es demostrar que los chicos están en las aulas”, sentenció.

Otra observación que hicieron los educadores es que los padres no tienen un compromiso real con los chicos. "Los progenitores llevan a los chicos a las escuelas y los depositan allí hasta la hora de salida. Los niños llegan al día siguiente sin las tareas completas, sin revisión de cuadernos y eso tiene que ver con la falta de acompañamiento de sus padres. Es tremenda la realidad que se vive en las escuelas locales", aseguró la maestra.

Frente a estas críticas, Chaab aseguró que sí comparte que la realidad de las Prueba Aprender es distinta a las evaluaciones que se concretan en las aulas: "No tienen el mismo propósito, la misma diagramación, en las aulas no se evalúa de acuerdo a brechas sociales o géneros, son dos cosas distintas".

Respecto a que los chicos hoy no pueden ser aplazados y deben pasar de grado pese a todo, la funcionaria manifestó: "Eso no es así. Un alumno que no estudia es un alumno que no es promovido. Sí se aplican otras estrategias para alcanzar los objetivos pero si éstos no se logran el alumno no puede ser aprobado".

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.