access_time 18:25
|
20 de julio de 2006
|
CRISIS EN ORIENTE MEDIO

Para la ONU, la situación es catastrófica

En la primera semana de bombardeos israelíes sobre Líbano,murieron 280 personas. Ya escasean el agua y los alimentos. Continúa el éxodo de ciudadanos.

     La semana de ataques aéreos israelíes sobre Líbano ha causado ya 280 muertos y 850 heridos, según fuentes oficiales, mientras la Unicef alerta sobre la "situación catastrófica" que vive el país por la falta de agua y alimentos. El ministro libanés de Sanidad,Mohamad Jalifa, que dio las citadas cifras, afirmó que es muy difícil llevar a los heridos a los hospitales, porque muchas vías de comunicación están cortadas o los bombardeos impiden el traslado.


     El responsable de la Unicef en Líbano, Robert Laurent, alertó, por su parte, sobre la "situación catastrófica" que vive el país debido a los problemas en el suministro de agua, víveres y medicamentos en varias regiones. Según Laurent, tras siete días de bombardeos ininterrumpidos, en muchas zonas ya escasean los bienes de primera necesidad, mientras que los cortes de electricidad, que han comenzado a ser frecuentes, afectan a medio millón de personas. Laurent agregó que el número de desplazados que huye de los bombardeos se acerca ya al medio millón.


    Asimismo, mostró su preocupación por la situación de las personas que permanecen encerradas en sus casas o la de aquellos que se han refugiado en las escuelas y los hospitales del sur del país. ASISTENCIA. Informó, además, que la Unicef había entregado cerca de seis millones de euros para el aprovisionamiento de artículos de primera necesidad y expresó su inquietud por el aislamiento marítimo, aéreo y terrestre que Israel ha impuesto a Líbano. Según la cadena LBC, veinte camiones sirios y jordanos cargados con ayuda se encuentran bloqueados en la frontera. Las cadenas de televisión muestran a cientos de extranjeros abandonando el país mientras que por todo el territorio cunde el pánico y el pesimismo.


     Por otra parte, el presidente del Parlamento, Nabih Berri, responsabilizó a los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU por no obligar a Israel a cumplir con sus obligaciones humanitarias, lo que –dijo– sí hacen cuando se trata de otros países. Mientras tanto, continúa la ofensiva militar israelí y esta tarde el cuartel general de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas para Líbano (FINUL) en la localidad libanesa de Nakura ha sido alcanzado por bombas israelíes, según un portavoz de esta organización. Las fuentes agregaron que también fue bombardeada la posición que FINUL mantiene en Marun al Ras.


     El bombardeo israelí, que no ha dejado víctimas, se produjo después de que milicianos de Hezbolá lanzaran varios misiles contra el norte de Israel desde las cercanías de las oficinas de la FINUL, precisaron las emisoras. El canal de televisión de Hezbolá, Al Manar, ha dado a conocer, durante la jornada de ayer, la muerte de tres soldados israelíes en enfrentamientos con sus milicianos en la frontera común, pero esto no fue confirmado por otras fuentes. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.