access_time 11:12
|
10 de noviembre de 2009
|
|
CELEBRACIÓN DE LOS 20 AÑOS DE LA CAÍDA DEL MURO DE BERLÍN

Para Gorbachov, la reunificación alemana se iba a dar en el siglo XXI

BERLÍN (EFE). El ex presidente soviético Mijail Gorbachov dijo ayer que la caída del Muro de Berlín hace veinte años fue un acontecimiento que era previsible debido al auge del movimiento democrático y revolucionario pero admitió que ?falló como adivino? pues creyó que iba a ser un asunto del siglo XXI.

    El ex presidente soviético Mijail Gorbachov dijo ayer que la caída del Muro de Berlín hace veinte años fue un acontecimiento que era previsible debido al auge del movimiento democrático y revolucionario pero admitió que “falló como adivino” pues creyó que iba a ser un asunto del siglo XXI. La canciller alemana Angela Merkel, los representantes de los países que conformaban el bloque aliado y los jefes de Estado y de gobierno de los 27 países de la UE atravesaron ayer la emblemática Puerta de Brandeburgo de Berlín para rememorar la caída del “Muro de la vergüenza” el 9 de noviembre de 1989. “Naturalmente, se podía intuir que algo iba a pasar. Estaba en el ambiente. Prácticamente, todos los días en 1989 discutíamos sobre el futuro de Berlín y sobre el futuro de Alemania”, dijo Gorbachov en una conferencia de prensa en el ayuntamiento de Berlín. “Sin embargo, tanto Helmut Kohl (ex canciller alemán) como yo fallamos como adivinos. En la primavera del 89 en una conferencia de prensa nos preguntaron sobre la reunificación alemana y ambos dijimos que ese era un tema para el siglo XXI”, recordó el ex gobernante. Poco después, el 9 de noviembre del mismo año, caería el Muro con lo que, según Gorbachov, el camino hacia la reunificación había quedado abierto. “Tanto Helmut Kohl como yo dijimos que la división de Berlín y de Alemania había sido un resultado de la historia y que la historia también iba a acabar con ella. Pero fallamos como adivinos porque dijimos que eso iba a pasar en el siglo XXI y pasó pocos meses después”, resaltó Gorbachov. La fiesta frente a la renovada Puerta de Brandeburgo comenzó con un emotivo concierto de la orquesta de la Ópera Estatal de Berlín bajo la batuta de su director, el argentinoisraelí Daniel Barenboim, quien ejecutó la obertura del Lohengrin de Richard Wagner. Por otra parte, el tenor español Plácido Domingo entonó ante las cerca de 100.000 personas congregadas en el centro de Berlín, pese al frío y a la lluvia, el Berliner Luft (Aire berlinés), una marcha popular de Paul Lincke que recibió fortísimos aplausos.
    “Su caída llevó al reencuentro de familias, acabó con el telón de acero y las fronteras y puso fin a la época de las confrontaciones”, comentó el jefe de Estado de Rusia, Dmitri Medvedev, quien estuvo presente junto al presidente de Alemania, Horst Köhler; el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso; los representantes español e italiano, José Luis Rodríguez Zapatero y Silvio Berlusconi, y el ex líder del sindicato clandestino Solidaridad, Lech Walesa, entre otros.
    Walesa tuvo el honor de dar el primer empujón a la primera pieza de ese dominó-muro, derribado en tres partes, que desencadenó la caída progresiva de las piezas, simbolizando la secuencia de acontecimientos que comenzaron a principios de 1989 con las primeras elecciones libres en Polonia y desembocaron en la caída del Muro de Berlín y el fin del comunismo en Europa. Todo terminó con un gigantesco espectáculo de fuegos artificiales antes de que Merkel agasajara a sus huéspedes alemanes e internacionales con una cena en la Cancillería.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.