access_time 17:58
|
19 de julio de 2006
|
COPA LIBERTADORES

Para el Millo, un duro revés

Una vez más, River Plate no cumplirá su principal objetivo. En Paraguay, Libertad lo eliminó jugando con gran nivel.

     Muy poco duró la esperanza de River Plate en la Copa Libertadores, después de su reanudación por el Mundial de Alemania. Los Millonarios, que habían igualado en la ida como locales ante Libertad en dos goles, anoche cayeron por 3 a 1 en Paraguay, por los cuartos de final, y se despidieron del certamen. El partido se suspendió a los 40 minutos del segundo tiempo por incidentes entre hinchas de River y la policía.


     La primera chance clara fue un cabezazo de López, que sacó con buenos reflejos Lux. Pero unos minutos después, otra vez López, con un testazo bombeado, venció al arquero millonario. River, recién sobre la media hora, pudo llegar con peligro al arco de Libertad. Higuaín enganchó sobre la derecha y remató fuerte con la zurda, pero Bobadilla contuvo. Después, probó Zapata con un violento derechazo, y otra vez Bobadilla respondió con seguridad. El segundo de los paraguayos llegó después de que Hidalgo enganchara ante dos jugadores de River y su disparo diera en el travesaño. El rebote le quedó a Aquino, quien anotó el gol ante la pasividad de los defensores millonarios. En el complemento, de movida nomás, Libertad pegó de nuevo.


     Un centro de rastrón llegó al punto del penal de River y, mientras los centrales dudaban para rechazar, apareció Riveros y puso una cifra más al marcador. Los paraguayos tocaban la pelota y River no la encontraba. Así, impotente, Gallardo se barrió con los dos pies para adelante ante un rival y se fue con roja directa. River, con diez jugadores, perdió las esperanzas, aunque trató de atacar. Farías tuvo la oportunidad y no perdonó para anotar el gol del honor. Pero ya era tarde. Otra vez, River se fue con la cabeza gacha. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.