access_time 12:22
|
22 de agosto de 2006
|
MUNDIAL DE BÁSQUETBOL JAPÓN 2006

Paliza y clasificación asegurada

De acuerdo a un estudio realizado por la CEP, las industrias experimentarán un alza de 10% para este Argentina aplastó a Venezuela y se metió en los octavos de final. La selección nacional tendrá descanso hoy y mañana a la madrugada enfrentará a Nigeria.

   El seleccionado argentino de básquetbol superó otro escollo y se metió en octavos de final del mundial, tras ganarle con suma facilidad a Venezuela (96 a 54) y ahora piensa en su próximo rival: Nigeria, al que enfrentará mañana a la madrugada (a la 1, hora argentina), tras una jornada de descanso que le viene muy bien para recargar energías. Claro que no todas fueron rosas para el equipo argentino, ya que Andrés Nocioni se retiró a los 3’ del tercer segmento con un leve esguince en el tobillo izquierdo, aunque no es de gravedad.

    Se esperaba una oposición mucho mayor de los venezolanos, ya que se jugaban la clasificación, la que ahora les quedó muy comprometida. Fue un trabajo sin fisuras el de Argentina, con momentos de un básquetbol alegre, compacto y que dejó muchas veces en ridículo a la endeble marcación que opuso el equipo caribeño. Una vez más la defensa fue la clave del partido para el equipo de Sergio Hernández, quien volvió a rotar al plantel sin que esto resintiera para nada esa estructura sólida que comienza con la defensa y termina en contraataques rápidos y definiciones que cuentan con el toque de distinción de jugadores de la NBA o Europa.

    Muchas veces resulta exagerado hablar de una figura que sobresalga, aunque en este caso las palmas del mejor se las llevó Luis Scola, ya que sólo estuvo 16’ en cancha pero anotó 17 puntos y capturó 5 rebotes. Sin embargo, el saldo más importante o la conclusión que le deja a La Oveja Hernández pasa sin dudas por el hecho de que todos sus dirigidos rindieron en un mismo nivel, algunos luciendo más porque estuvieron acertados con el aro, como Scola o Walter Herrmann, quien anotó 25 puntos y tomó 9 rebotes. La media cancha contó con un armador de lujo en Pepe Sánchez, cada vez con más ritmo.

    Tal como ocurrió ante Líbano, Hernández tampoco utilizó mucho a Emanuel Ginóbili, quien sólo estuvo 15 minutos en cancha y colaboró con 5 puntos. Ya pasaron Francia, Líbano y Venezuela. Ahora llega Nigeria y ganando se conseguirá el primer objetivo que se fijó la generación dorada: entrar a octavos siendo primeros del grupo A. El seleccionado está en el buen camino, algo que se observa a diario. Un crecimiento fundamental si se tiene en cuenta que las próximas etapas serán mucho más difíciles, ya que los rivales a enfrentar serán de un mayor potencial.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.