access_time 12:39
|
21 de noviembre de 2012
|
|

Legislatura

Palermo pasó sin sobresaltos la audiencia pública y se acerca a la Suprema Corte

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/277/106/000277106-201211palermo_2305670.jpg

Este miércoles por la mañana dio el primer paso en la Legislatura. Su candidatura fue respaldada por más de 150 adhesiones.

Omar Palermo dio un nuevo paso en su camino hacia la Suprema Corte de la provincia. 

Hoy se realizó en la Legislatura la audiencia pública para presentar adhesiones y oposiciones a su postulación, y el fiscal general para delitos de lesa humanidad sólo recibió apoyos.

Su candidatura para ocupar el cargo vacante que dejó Fernando Romano fue respaldada por más de 150 adhesiones, y no recibió ninguna oposición. 

Ahora, serán los senadores provinciales, a través del cuestionado método del voto secreto por bolillero, quienes definirán si Palermo, un magistrado de alto prestigio en la provincia y que goza de la extrema confianza del gobernador Francisco Pérez, puede llegar a la Corte de Justicia.

Trayectoria

Omar Palermo se inició en la carrera judicial como fiscal de Instrucción en San Martín; luego fue juez de Instrucción de la Primera Circunscripción Judicial y de allí ascendió para integrar la Tercera Cámara del Crimen. Se recibió de abogado en la Universidad Nacional de Córdoba e hizo su especialización en Derecho Penal en la Universidad del Litoral. A nivel académico, es reconocido como uno de los penalistas más importante del país. Realizó un doctorado en la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona, y entre las personas presentes el día que defendió su tesis estaba la ex ministra de la Corte local, Aída Kemelmajer de Carlucci. Se lo considera un discípulo de Jesús María Silva Sánchez, uno de los catedráticos en Derecho Penal más importantes del mundo. Su paso a la Justicia federal, para impulsar las causas contra los represores que operaron en Mendoza, le terminó de dar protagonismo.

Es titular de la cátedra de Derecho Penal de la Universidad Nacional de Cuyo y dirige la maestría en Derecho Penal que dicta esa casa de estudio junto con la Pomeu Fabra. Mantuvo algunos cruces inicialmente con el juez Walter Bento por el tratamiento de las causas que lo tenían como fiscal, aunque esas asperezas parecieron limarse cuando ambos se encontraron en la investigación contra los ex camaristas federales Luis Miret y Otilio Romano, ambos acusados de delitos de lesa humanidad. Los dos fueron amenazados de muerte por Romano y a los dos tuvieron que ponerles custodia.

Su oficina fue precisamente la que investigó y promovió las acciones penales contra los cómplices civiles de la última dictadura militar que actuaron en la Justicia federal de Mendoza. Y esos datos fueron también utilizados por el Consejo de la Magistratura para llevar adelante el proceso de destitución de los dos camaristas. De bajo perfil mediático, pero muy influyente en su ámbito, formó parte de una generación de abogados que tuvieron alta repercusión en la vida judicial y política de Mendoza. Así, su nombre ha compartido cartel con Diego Lavado, Luis Correa Llano o Alejandro Cazabán.

Está casado con la defensora penal de menores Claudia Vallejo y tiene tres hijos –dos varones y una nena. Es hincha fanático de San Martín y sólo en casos de fuerza mayor se pierde un partido de local de los Chacareros.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.