access_time 10:11
|
1 de agosto de 2020
|
|

Suprema Corte

Palermo: "Nunca la política se había metido tanto en el Poder Judicial"

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1596287232493palermo%202.jpg

El ministro recordó que Cornejo lo llamó para felicitarlo cuando asumió. Reconoció que su falencia es la falta de política y sostuvo que no es un juez al que se pueda manejar.

Omar Palermo habló y sus declaraciones provocaron un estruendo. Después de haber sido marcado como el blanco preferido del oficialismo mendocino desde que Alfredo Cornejo asumió como gobernador en 2015, el ministro de la Suprema Corte de Justicia había evitado confrontar de manera abierta. Entendía, según explicó en una entrevista que dio a diario El Sol y a Canal 9 Televida, que no es ni función ni misión de juez entreverarse en este tipo de discusiones.

"¿Operador? ¿Cómo me van a llamar operador? ¿Qué término es ese para referirse a juez? Las instituciones y todos sus integrantes merecen un trato con respeto", sentenció.

Ver también Palermo: "A Cornejo le interesa someter los organismos de control"

Palermo reconoce que, cuando fue elegido por Francisco Pérez para ocupar una vacante en la Corte, Cornejo –en ese momento intendente de Godoy Cruz- fue el primero en llamarlo, felicitarlo y destacarlo por su independencia.

Esa buena onda duró apenas hasta unos días después de que Cornejo asumió como gobernador. El motivo de ruptura, quizá, puede encontrarse en aquella resolución de la Corte sobre una cautelar vinculada con la situación de la prisiones preventivas en Mendoza. El dictamen tenía la firma de cuatro jueces, pero estaba claro que el puño y letra y la jerarquía jurídica de aquel escrito eran de Palermo.

Para el flamante gobierno, eso fue tomado como un oprobio; teniendo en cuenta que, nada de lo que allí se marcaba era responsabilidad de la nueva gestión. E, incluso así, debía hacerse cargo.

"La falta de política o la falta de conocimiento político lo asumo como una falencia. Estoy en un cargo en que debería tener mejor lectura política. Por eso sucedió lo del fallo de las prisiones preventivas. Ese fue un error mío. Debería haberlo sacado antes, pero la idea era hacer un fallo perfecto, modelo, desde el punto de vista jurídico. Y cuando estuvo listo, coincidió con que recién asumía Cornejo como gobernador. Entiendo que haya pensado que era para perjudicarlo, pero nada más lejos de eso. En ese punto, insisto, el error fue mío por no haber tenido en cuenta el momento y la temperatura política", reconoció el juez que fue convocado recientemente por Alberto Fernández para integrar la comisión de expertos a cargo de la reforma de la Justicia Federal.

Más allá de que posteriormente hubo conversaciones para bajar la tensión en esa relación, no hubo amnistía; al menos no desde el lado de Cornejo, que apuntó al ministro de la Corte cada vez que tuvo oportunidad.

"No tengo jefes. Soy un ministro de la Corte. A mí nadie me manda a decir algo o a fallar de tal o cual manera. Evidentemente eso molesta. No soy un juez al que puedan manejar. No digo que con otros jueces pueda pasar eso. Hablo por mí. Ese es el motivo por el que mis hijos y mi esposa están orgullosos. Para mí, es lo más importante", aclaró. Y luego recordó: "Los miembros de la Corte somos elegidos por el pueblo, porque nos votan y nos designan los representantes del pueblo". 

- Pero el enfrentamiento existe...

- Siempre he sido un judicial. O magistrado o docente. No me interesa nada más que eso. Por supuesto que no entiendo por qué todo lo que pueda aportar se ve contaminado. Pero está claro que alguien decidió elegirme como enemigo porque necesitaba una figura para poder contrarrestar. Todo este tiempo me quisieron llevar a un barro que no conozco y del que no me interesa participar.

- ¿Alguna vez, cuando fue juez de instrucción o camarista, sintió esta tensión en la Corte?

- No, para nada. Pero también había otra institucionalidad. Nunca la política se había metido tanto en el Poder Judicial. Había otro respeto. Ni a Bordón ni a Lafalla o a Iglesias se le hubiese ocurrido algo así. Respetaban la independencia de la Justicia.

- ¿Y cómo creen que el resto de los jueces están viviendo este momento?

- Los jueces civiles reaccionaron y sacaron un documento cuando Nanclares intentó hacer una reasignación de recursos humanos que los afectaba. Sin embargo, la Asociación de Magistrados y todos los jueces en general parecen no haberse dado cuenta de lo que está pasando. Más allá de que cómo pueden estar viviendo o viendo lo que ocurre en la Corte, lo sorprendente es que no reaccionen frente al avasallamiento del poder político.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.