access_time 16:01
|
5 de enero de 2007
|
|
ESTADOS UNIDOS

Padres impiden que su hija crezca

Ashley X sufre una grave enfermedad cerebral. La sometieron a un inusual tratamiento y le sacaron el útero, las mamas y le dieron hormonas para que siempre sea una niña.

   LONDRES (TÉLAM). Los padres de una niña de la ciudad estadounidense de Seattle que sufre de una enfermedad en el cerebro le hicieron sacar el útero, operar las mamas y le dieron hormonas para que no crezca, informó ayer la prensa extranjera. La niña se llama Ashley X, tiene nueve años y, de acuerdo a la información que publicó el diario The Times, la cual fue reproducida por la prensa extranjera, aún no sabe su nombre.

     La historia de la menor apareció en primera instancia en un periódico de Seattle, en el que se daban precisiones sobre la operación practicada en un hospital de esa ciudad estadounidense. Los médicos reconocieron que habían realizado un tratamiento tan radical, al que denominaron eugenesia, que es la creación de un un niño eterno con la aprobación de sus padres.

    La información del diario The Times indicó que, cuando Ashley tenía seis años, empezó a mostrar signos de pubertad, por lo cual los padres ordenaron a los doctores remover su útero, apéndice y sus mamas que recién comenzaban a desarrollarse. Posteriormente, la niña fue tratada con altas dosis de estrógeno para frenar su crecimiento y conseguir que sea para siempre una nena.

   La niña es hija de dos profesionales de Seattle, sufre de un impedimento severo en el cerebro conocido como encefalopatía estática y no puede caminar, ni hablar, ni mantener su cabeza erguida ni tragar. Los padres, que prefirieron mantenerse en el anonimato, dijeron que tener a su hija como una niña eterna era la mejor manera de que tenga calidad de vida y puntualizaron, que no lo decidieron para que les hiciera la vida más fácil a ellos. Sostienen que con el pequeño tamaño que tendrá la niña va a poder ser mejor cuidada y podrá ser llevada a reuniones sociales.

   Agregaron que la remoción del útero implica que la niña nunca tendrá ciclos menstruales ni riesgo de tener cáncer uterino y consideraron que como se suponía que iba a tener senos grandes, se los removieron evitando un aspecto que atraiga a los abusadores. El caso fue aprobado por el comité de ética del Hospital de Seattle en el 2004, que contempló la esterilización porque nunca la pequeña iba a poder tener hijos.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.