access_time 13:37
|
20 de marzo de 2017
|
Guaymallén

Padres de la escuela Cano reclamaron por las pésimas condiciones del edificio

<p>Paredes lindantes de adobe, ratas en los ba&ntilde;os, techos con filtraciones y falta de agua, son algunas de los reclamos de los padres.</p>

Por:

Un grupo de padres de los alumnos del jardín de infantes N°0048 y de la escuela primaria Guillermo Cano, de Guaymallén, reclamaron este lunes por las condiciones deplorables del edificio en el que estudian sus hijos.

Con más de 20 notas de reclamos por problemas con las cloacas, falta de agua potable, baldosas levantadas, techos con filtraciones, paredes lindantes de adobe y sectores inhabilitados, desde la Subsecretaría de Infraestructura Educativa aseguró que en abril comenzarán “con los pequeños trabajos” para mejorar las instalaciones.

Reunión de padres con las autoridades de la escuela y supervisoras de la DGE.

El jardín de nivel inicial, con 115 niños, la escuela Cano, con 550 alumnos del nivel primario, y el Doaite (centro de apoyo para chicos con dificultades en el aprendizaje), comparten las instalaciones del edificio, ubicado en la calle Tomás Godoy Cruz al 660, con 77 años de antigüedad y una infraestructura con falta de mantenimiento.

Los padres de alumnos se reunieron esta mañana con la directora de la escuela Cano, Adriana Carrasco, la supervisora Graciela Marino, y la del jardín de infantes, Elizabeth Puchol, para manifestarles el temor que tienen de mandar a sus hijos a clases por las condiciones “deplorables” en las que cursan.

Pared que divide la escuela con el jardín de infantes.

“El techo se descascara y tiene filtraciones hacen varios años, no hay agua potable, los chicos no quieren entrar a los baños porque no tienen agua, les pasan ratas por atrás”, enumeró Alberto Muñoz, papá de uno de los estudiantes de tercer grado. "Tuvimos un caso de tuberculosis en la escuela, las paredes están en pésimas condiciones, tenemos una pared lindante de adobe a punto de caerse. Esto es insostenible", agregó.

A este reclamo se sumó la voz de las madres que aseguraron que fueron ellas mismas a limpiar las instalaciones de la escuela, juntaron dinero para comprar materiales y arreglar diferentes sectores del patio y aulas, debido a la falta de colaboración de la Dirección General de Escuelas (DGE).

Techos de las aulas.

La directora Carrasco, por su parte, aseguró que desde que asumió ese cargo en el 2015 envió “todos los meses notas a la supervisora e Infraestructura para que nos ayudaran con el mantenimiento, pero me respondieron que teníamos que esperar porque tienen otras instituciones con mayor prioridad”.

Directora de la Escuela Guillermo Cano, Adriana Carrasco.

La supervisora Marino confirmó lo planteado por la directora, y aseguró que “se recibieron los reclamos y se elevaron vía jerárquica. Pero es el Gobierno escolar el que decide a quién le da prioridad en los arreglos de las escuelas, de acuerdo a las circunstancias de las instituciones. En febrero, antes del comienzo de clases, se realizaron nuevos reclamos en Infraestructura. Los expedientes están”.

Reclamos de la escuela.

Lo mismo señaló Puchol, quien agregó que “desde el año pasado se están haciendo los reclamos pertinentes. Sobre la situación del muro lindante de adobe que da con el patio de los niños, se habló con la DGE y la Municipalidad de Guaymallén, y nos dijeron que no había peligro de derrumbe”.

Piso del patio de los alumnos.

Ante la llegada de los medios y el intenso reclamo de los padres, se hizo presente en la institución el subdirector de Infraestructura Escolar, Emilio Pastorini, que aseguró que son numerosas las escuelas con problemas edilicios en la provincia pero que, lamentablemente, los recursos son limitados.

Como primera solución le ofreció a los directivos y padres colocar una malla olímpica (de alambre) en el patio del nivel inicial para evitar la aproximación de los niños a la pared de adobe, ya que Infraestructura sólo había colocado una cinta plástica, la cual fue definida por Pastorini como “una vergüenza. Ahora vamos a colocar un cierre como la gente”.

En cuanto al mejoramiento de las aulas, baños, techos, patios y salas compartidas, Pastorini expresó que es “imposible” dar soluciones totales para este año, por lo que se comprometió a comenzar con ”pequeños arreglos” en abril, y para el 2018 realizar un “coeficiente de impacto personal en la escuela y nivel inicial”.

Por su parte el director de Obras Privadas de la Municipalidad de Guaymallén, Miguel Valentini, aseguró que el muro lindante está categorización en Riesgo de Colapso Inminente, por lo que este mismo mes comenzarán con la demolición.

"Me comuniqué esta mañana con las autoridades de la DGE e Infraestructura para darle inicio a los trabajos de demolición y construcción de una nueva medianera, ya que la estructura de la casa lindante es de adobe y significa un riesgo enorme para los chicos", concluyó Valentini.

Pared de adobe unida al edificio del jardín de infantes.
Casa de adobe.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.