access_time 14:50
|
6 de noviembre de 2009
|
|
EL CASO DE LAVALLE CAMBIÓ LA CALIFICACIÓN A HOMICIDIO AGRAVADO

Padres acusados de matar a su beba, a la cárcel

La fiscal especial Claudia Ríos les notificó la nueva imputación y los envió a Boulogne Sur Mer.

    Sergio Videla tiene 28 años. Su mujer, Romina Zalazar, catorce más que él. Compartían el techo de una casa en el barrio Papa de Godoy Cruz y luego se mudaron a Lavalle, hace unos cinco meses. El 14 de octubre fueron noticia en toda la provincia: los acusaron de asesinar a golpes a su pequeña hija de nueve meses. De inmediato quedaron detenidos en la Comisaría 17ª y la fiscal de Instrucción María Luisa Cannata abrió un expediente por abandono de persona agravado por el vínculo seguido de muerte. La pequeña víctima, Carolina Ayelén Videla, ingresó al Hospital Sícoli muerta. Sus padres les dijeron a los médicos, pasadas las 14, que se había caído de la cama.
     La versión sobre el fallecimiento no conformó a los profesionales de la salud al advertir que el cadáver presentaba machucones en varias de sus partes. En la cabeza se visualizaba el golpe más fuerte, por un enorme hematoma. Así fue como se dio intervención a la Justicia y los papás quedaron detenidos. Cuando arribó la necropsia, a principios de esta semana, se confirmó que la víctima no había caído de un catre y que las lesiones que presentaba eran producto de maltrato familiar. Al ser un caso con gran repercusión pública, Cannata derivó el expediente a la Fiscalía Especial, y quien se hizo cargo fue Claudia Ríos.
    Ayer a las 13.30, la magistrada tomó dos medidas: cambiar la calificación a homicidio agravado por el vínculo (la pena máxima es prisión perpetua) y envió a Videla y a Zalazar a la penitenciaría de Boulogne Sur Mer. Así las cosas, el caso tomó un giro de 180 grados en las últimas horas después del arribo del estudio forense, ya que confirmó lo que se sospechó desde un principio, el homicidio. Ambos acusados han afirmado que no mataron a su hija de nueve meses pero la ciencia desechó esta hipótesis. Los sospechosos no tenían antecedentes en la Justicia de Familia por maltratos pero es más que seguro que deberán sentarse en el banquillo de los acusados para tratar de defenderse.
    Los forenses afirmaron que la beba presentaba golpes en la cabeza y en el tronco, los que provocaron un traumatismo encefalocraneano motivador de un coma que derivó en muerte. La familia de Zalazar afirmó a El Sol que Videla es una persona violenta que maltrataba a sus hijos. Por su parte, desde el entorno de Videla prefirieron el silencio.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.