River recibe a Argentinos en el Monumental
access_time 20:57
|
26 de octubre de 2009
|
|
RIVER PLATE - BOCA JUNIORS

Otro superlógico empate

Millonarios y xeneizes no ocultaron sus limitaciones y terminaron igualando 1 a 1 en la edición número 185 del máximo derby argentino.

BUENOS AIRES (DYN). River Plate y Boca Juniors igualaron 1 a 1 en el Monumental un clásico que pasará al olvido rápidamente, porque uno y otro dejaron claramente expuestas sus limitaciones, su falta de estructura y el bajo nivel de muchas de sus individualidades. Se jugó con demasiado cuidado, casi sin arriesgar, un síntoma inequívoco de inseguridad. Y dentro de ese pobre panorama, el resultado final no puede objetarse, ya que River había establecido una leve supremacía en el primer tiempo, la cual fue compensada por Boca en la parte final.
    Los dos comenzaron el partido con muchas precauciones por lo que se dio un desarrollo muy lento, con la pelota lejos de las áreas. River llegó por primera vez cuando Domingo picó al vacío por la derecha y recibió de Buonanotte pero remató apenas desviado. Boca recién se arrimó a los 15 minutos con un remate de zurda de Rosada que salió cerca del palo izquierdo. Esa fue la única acción que sufrió el arquero Vega en la primera etapa. Con el correr de los minutos, River se fue afirmando en mitad de cancha y comenzó a prevalecer con el trabajo de Buonanotte, quien complicó a los dos laterales de Boca, sobre todo a Monzón.
    Precisamente, a los 24, después de acomodar la pelota con su brazo derecho, Buonanotte fue víctima de una infracción por parte de Monzón dentro del área. El penal fue ejecutado por Ortega, y Abbondanzieri, yendo sobre su izquierda y adelantándose, rechazo al córner. El juego no varió y, a los 29, una nueva incursión de Buonanotte forzó una infracción cerca del área de Boca y Gallardo ejecutó a la perfección el tiro libre, colocando la pelota lejos del alcance del Pato y poniendo en ventaja a River. Desde entonces y hasta el final del período, la única jugada digna de mención la volvió a producir River y fue una aparición de Abelairas por izquierda con remate al primer palo que desvió Abbondanzieri al córner.

    Boca no supo cómo resolver el esquema defensivo que le planteó River. Nunca encontró la forma de llegar al área, no tuvo desequilibrio en el mano a mano ni acertó con ningún centro. Al minuto del segundo tiempo, River se quedó con diez porque Villagra derribó torpemente a Gaitán y se ganó su segunda amarilla. Cuatro minutos más tarde, Cáceres reaccionó de manera infantil, tras una pisotón sin pelota de Ortega, y le dio al árbitro la posibilidad de dejar a los dos equipos con uno menos. Obligado por las circustancias, Boca se hizo más ofensivo y comenzó a marcar algún desequilibrio con los arranques de Gaitán sobre la derecha, uno de los cuales estuvo a punto de terminar en gol cuando el zurdo, luego de dejar atrás a tres rivales, remató mordido, facilitando la contención de Vega. Riquelme se retrasó más en el campo y empezó a encontrar espacios y a tomar más contacto con la pelota, con lo cual la circulación de Boca se hizo más rápida. A los 13, un remate de Román desde afuera del área exigió una buena respuesta de Vega.
    De todas maneras a Boca le costaba encontrar profundidad, por lo cual el empate llegó de manera sorpresiva, después de que el chileno Medel –entró en el segundo capítulo y rindió bien– robó una pelota, Gaitán desniveló por derecha, la cruzó por abajo hacia el medio, tocó Riquelme hacia atrás y Palermo, en uno de los escasos contactos que tuvo con el balón, sacó un zurdazo bajo que superó el esfuerzo de Vega. Desde entonces, la iniciativa la tuvo Boca frente a un River que parecía no tener respuestas físicas suficientes. Pero el equipo de Basile no encontraba la fórmula en los metros finales. River llegó una sola vez en todo el segundo episodio cuando Buonanotte le ganó al distraído Monzón, jugó para Abelairas, que llegaba libre por el centro, y el zurdazo del volante pegó en el palo izquierdo de Abbondanzieri.
    Boca, por su parte, volvió a exigir a Vega con un tiro de Riquelme que se esperaba fuera centro, pero fue al arco y el guardavalla rechazó abajo sobre su izquierda. Por lo poco que mostraron, el hecho de no haber perdido puede resultar positivo para los dos, aunque el punto no les sirve para nada ya s SÍNTESIS que continúan lejos de la pelea por el título.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.