access_time 20:55
|
8 de enero de 2007
|
|
INCUMPLIMIENTO DE OBLIGACIONES

Otra vez le rescinden contratos a los Terranova

Publicidad Sarmiento, como en el 2005, debe dejar una plaza comercial por no cumplir con lo pactado. Antes fue Chile. Ahora, Tucumán.

      La compañía publicitaria familiar que comanda el empresario mendocino Orlando Terranova sufrió nuevamente un duro revés comercial fuera de la provincia. Quedó muy mal parada en Tucumán por el incumplimiento de importantes cláusulas en contratos con la Municipalidad de la Capital. Esta situación se relaciona con otro fuerte golpe a fines del 2005, con transacciones fallidas en Santiago de Chile.

     El episodio tucumano finalizó el 28 de setiembre del 2006, cuando el Concejo Deliberante del municipio de San Miguel de Tucumán decidió –a través de una ordenanza– rescindir el convenio firmado en 1997 con Publicidad Sarmiento, al detectar incumplimiento en la instalación de trescientos refugios peatonales. La novedad la dio la revista Veintitrés en su edición del jueves. La nota se titula “Papelón argentino en Chile”, en referencia a otro episodio poco feliz para Publicidad Sarmiento. La revista también destaca las vinculaciones de los Terranova con el ex banquero Raúl Moneta y con los empresarios Daniel Vila y José Luis Manzano.

     DECISIÓN TUCUMANA
. La resolución de recisión de contrato está firmada por el presidente del Concejo Deliberante de San Miguel a cargo de la intendencia, Ramón Cano, y el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Fernando Insaurralde, y sostiene que Publicidad Sarmiento incumplió diversas cláusulas del contrato. Algunas de ellas hacen referencia “a la cantidad insuficiente de refugios instalados respecto de los convenios en el contrato inicial”.

     También menciona que la empresa tuvo severas faltas en la mantención de dichos refugios. Además, la empresa de Orlando Terranova –también hombre fuerte de la Universidad de Congreso– se atrasó en los pagos de “tributos y cánones municipales desde diciembre de 1997 hasta junio del 2000”. Estos duros cuestionamientos fueron necesarios para acabar con las pretensiones de Publicidad Sarmiento de dominar el mercado de espacios publicitarios en el norte del país.

   UNA HISTORIA NEGATIVA. El revés tucumano de Terranova cuenta con un antecedente, tras la irrupción de la firma en Santiago de Chile como intento para ganar el mercado de la publicidad en la vía pública. Pero nada salió como estaba planeado y, a finales del 2005, la familia Terranova tuvo que volver a Mendoza derrotada por no cumplir, otra vez, con lo pactado en los contratos. Los detalles del caso aparecieron publicados en el Diario Financiero de Santiago, y reproducidos por este diario el 17 de enero del 2006.

    La historia cuenta que Publicidad Sarmiento desembarcó en Chile para adjudicase la explotación de espacios publicitarios en tres importantes barrios santiaguinos. La empresa ganó las licitaciones ofertando pagar cánones muy elevados a las comunas, inclusive a más del doble que sus competidores, por explotar los espacios de vía pública. Entre otras cosas, la idea de los Terranova era apostar fuerte para publicitar productos en las paradas de ómnibus. Un año después, la firma había ganado el mercado de dos municipios más, con una facturación de 7 millones de dólares.


    Pero la fragilidad a la hora de enfrentar los cánones que se había comprometido a pagar dejó en el aire a Terranova ante los municipios. Todo este intento de dominar el mercado santiaguino se desplomó cuando Publicidad Sarmiento comunicó que no podía cumplir con lo que se había comprometido a pagar y, Justicia mediante, se llegó a un acuerdo de reducción del canon. Durante los años de estadía de los Terranova en Chile, las multas (por unos 700.000 pesos argentinos) por no cumplir con los contratos comenzaron a llegar de parte de las comunas. Pero la publicitaria pagó sólo dos cuotas de un plan de pagos que había encarado. Esto motivó la desactivación inmediata de los convenios.

   Así fue que, con la cabeza gacha, Sarmiento emprendió la retirada de Santiago. Ante esto, apostó fuertemente a lo que ya tenía firmado con el municipio de la capital tucumana, pero, por segunda vez consecutiva, el no respetar lo pactado terminó demostrando que la empresa no puede o no quiere cumplir con sus negocios publicitarios.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.